Lunes 22 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Naranja dulce y amarga

Oscar Esquivel | 09/06/2023 | 07:02

Podremos vivir en un tiempo con lo amargo sin buscar lo dulce, cargaremos por siempre con eso o la resiliencia nos hará cambiar.“Llevar una vida amargada lo puede cualquiera, pero amargarse la vida es un arte que se aprende”“La más peligrosa manera de engañarse a sí mismo es creer que sólo existe una realidad; que se dan, de hecho, innumerables versiones de la realidad, que pueden ser muy opuestas entre sí, y que todas ellas son el resultado de la comunicación, y no el reflejo de verdades eternas y objetivas.” Paul Watzlawick.

Pues bien, hemos vivido una ultima jornada electoral antes de la reina de las elecciones del 2024, se vieron los rostros de la amargura que produce la derrota y la dulzura del triunfo, vimos como los presidentes de los partidos del llamado bloque aliancista, fruncían la boca, como cuando el llanto esta a punto de aparecer, sentían sus dientes en los labios y en la comisura dejaba ver el reseco de que deja la saliva cuando el nervio y la frustración se asoma, la derrota no fue para menos, la amargura fue por su lengua mentirosa.

En entrevistas los tres presidentes del PRI, PAN, PRD,repetían como pericos el discurso “ganamos uno, perdimos otro” no estaban sentados en la realidad.

Alejandro Moreno del PRI fue más allá, culpo de manera directa a Movimiento Ciudadano de su comportamiento poco “empático” con los ciudadanos, poco falto, y creo lo pensó, para acusar a Dante Delgado del partido naranja de ser el mismísimo maligno que los hizo perder en el Estado de México. MC al retirar a sus candidatos de la contienda ¿a quién les hicieron el favor? A Morena y coaligados, restándole votos a los aliancistas llevando a Delfina Gómez a la gubernatura, en Coahuila ganó la Alianza por México,seguramente gracias a Movimiento Ciudadano.  Uno de los miles de voceros de la Alianza el impresentable Javier Lozano no tuvo madre (perdonando la expresión) “perdimos por ciudadanos incompetentes e indolentes”

La realidad es : Delfina gana prácticamente con los mismos votos que obtuvo en 2017, el PRI perdió 7 puntos abajo del porcentaje de como ganó Alfredo Del Mazo actual gobernador, en estas elecciones 2023, Morena  obtuvo 35%, PRI 28%, en términos reales el PRI perdió sus bases, su estructura, la movilización de antaño resquebrajada, se vio reflejado que en el mismísimo municipio de Atlacomulco, cuna de presidentes, gobernadores, hombres de estado, el Revolucionario Institucional no pudo y perdió, ante esto y en respuesta a la derrota Alíto Moreno, de manera equivocada ya entripado, ordena visceralmente una campaña vergonzosa en contra de MC.

Si bien un partido político es formador de participación política, aun no se entiende las razones por la cual Movimiento Ciudadano no contendió en las dos elecciones para gobernador, su estrategia puede ser valida si sus predicciones fueron correctas.Al perder el Estado de Méxicola alianza y sobre todo el PRI solo gobernaría dos estados, que en su conjunto solo tiene 4.9 millones de habitantes, es decir el partido dejará de gobernar a 21 millones de ciudadanos, mientras los anaranjados gobernarían 14 millones, cada uno tendrá dos estados pero con diferencia amplia en población, obviamente se resume en mayor presupuesto, programas, obras, cuando todo esto se pierde, como le ha sucedido al PRI, solo le queda una sola cosa, refundarse o morir y en esto, no cabe un presidente como Alejandro Moreno. El PRI es ya la cuarta fuerza política.

Movimiento Naranja como se ha venido construyendo tiene su lógica, con los riesgos que la política presenta, el convencimientoparaatraer grupos políticos y miembros de otros partidos que decidieron sumarse, llamar a organizaciones civiles y sociales, ese serán el factor democrático del partido, pero tendrá que asegurarse deno utilizarlo a la primera de cambio, como grupos de apoyo para personajes políticos que ya en otras ocasiones han tenido la oportunidad de ostentar un cargo público, al menos eso se espera.Evitar “cerrar la pinza” en torno a intereses de grupos sería un error que a la postre solo dejara desanimo e indiferencia.Construir democracia en un partido cuesta y cuesta caro, sobre todo cuando en los entornos municipales se aprecia más las dadivas a particulares con sus respectivas negociaciones, que los beneficios colectivos, quien gana es el dinero no la política.

Varias coincidencias se tienen entre los principios políticos del PRI y de Movimiento Ciudadano, parecen hermanos ideológicos; tal vez no en su estructura, uno le apuesta al corporativismo y el otro al consenso civil, ambos se definen demócratas al interior pero se prefiere el control cupular, lo cierto que mientras el PRI continúa con la manera caciquil de imponer liderazgos, los naranja los buscan, solo en una cosas si trastabillan y parece se les olvida,  los lideres se construyen no en tiempo de  elecciones, si no en consensos comunitarios y de participación social, formando  estructuras claras y efectivas. La ideología los llama,el trabajo de base los separa.

Existen mucha maneras de ver la realidad, hoy solo hay una, el PRI ya no es noticia, personajes obscuros se han encargado de quietarle reflectores ante la opinión pública, las bravuconadas con la imposición de dirigencias, excluir la crítica interna, ver como enemigos a los propios y hermanos a quienes les aportan soporte de sobrevivencia, aunque sean antagónicamente opuestos, no saben o no quieren reconstruir, con vergüenza se acercan a sus bases y no se diga a sus anteriores “liderazgos” que ya duermen en otro color de nube, insisten en mantener figuras de primer priista por malo que sea, los jóvenes no son la prioridad, sobrevivir al presupuesto es la meta.

El sistema de partidos, en un régimen donde la corrupción es el fondo de todos nuestros males, solo encontramos algunas respuestas el porqué de las uniones, las alianzas políticas solo conllevan a mantener privilegios, no le apuestan a transformar la vida corrupta a una de justicia, pues perderían la impunidad que les da el coto de poder, las  coalicionessolo han demostrado la inoperancia a la hora de gobernar, unos se mantienen en el corporativismo, otros forman siervos, lo peor de todo esto que las uniones multicolores no puede demostrar que son opción, así lo demostró el abstencionismo tan brutal de las pasadas elecciones.

Movimiento Ciudadano, es un partido de interrogantes, por un lado, mantiene las decisiones cupulares, por el otro, abre un abanico de liderazgos formadores de estructura interna ¿Qué ofrece? ¿Qué compromisos mantendrá? ¿Sus dirigencias colegiadas mantendrán unidad? ¿darán el paso a otras generaciones, a otros grupos? ¿ciudadanizarán la política? preguntas que veremos como responden, si serán una naranja dulce para conveniencia de otros partidos o una pócima amarga para las alianzas.

Lo conveniente para todos, es hacer política, sin titubeos acompañados de los ciudadanos, no por la fuerza si no por la razón que nos da ser el principio y el fin de la democracia.

Nos saludamos pronto

OSCAR ESQUIVEL