Martes 16 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
autos y motos

¿Los autos antiguos son mejores que los actuales?

Motorpasión | 19/05/2023 | 15:20

Los autos de nuestros días son más complicados, desde los de gamas de acceso hasta aquellos que llevan tanto equipo que es casi necesario tomar una capacitación para entender sus funciones.

Los nuevos nos ofrecen funciones que hace 30 o 50 años eran imposibles, pero el hecho de tener tantas piezas más puede incrementar el riesgo de que algo falle. Por lógica, entre más elementos hay más posibilidades de falla. Sin embargo, los procesos de fabricación hacen que su durabilidad sea cbuena en comparación con muchas piezas mecánicas de antes.

En los autos nuevos, tiende a ser más sencillo cambiar ciertas partes, debido a que la modularidad permite reemplazar piezas en especifico y no unidades completas. Incluso al hablar del deterioro propio del vehículo, actualmente ya no hay tantos problemas con el óxido o piezas que se aflojen tan rápido hasta el punto en el que se caigan solas.

J.D. Power, realizó un estudio en el que buscaron las verdades y mitos sobre la durabilidad de modelos antiguos y nuevos. Analizaron elementos como: audio/conectividad; motor/transmisión; exterior; interior; funciones/controles/pantallas (FCD); experiencia de manejo; calefacción, ventilación y aire acondicionado; y asientos.

Los autos más nuevos son los más durables y confiables. Hay excepciones, pero en general todo ha mejorado. El desgaste prematuro se ha reducido, las piezas duran más; llevan mucho más funciones de seguridad y hay más herramientas para el diagnóstico de fallas. Actualmente es común ver autos con más de 500,000 km operando sin problema alguno.

Los sistemas eléctricos especialmente, tienden a ser más durables y las pruebas de resistencia han extendido la vida de elementos digitales.

"Los autos de antes eran más seguros. En un choque algunos salían solo raspados, los nuevos se destrozan" Este es uno de los mitos más comunes. Creer que los autos antiguos eran más seguros y hechos con materiales más resistentes. La realidad es diferente. En accidentes menores como un empujón por alcance, puede ser que un antiguo tenga menos daños. Pero en un accidente fuerte a más de 40 km, la tasa de mortalidad en los antiguos era considerablemente más alta.

A su vez, no contaban con zonas de colapso y funciones que hoy son esenciales para prevenir el mismo impacto. Recordemos los videos, donde un Chevrolet Malibú moderno choca contra un Bel Air de hace décadas o donde un Versa de generación pasada choca contra un Nissan Tsuru.

En seguridad, durabilidad, conectividad y eficiencia, los autos nuevos llevan una gran ventaja. Que la nostalgia nos haga creer lo contrario es otro tema. Aunque no por ello siginifica que sean malos, simplemente son un reflejo del progreso en diferentes ámbitos dentro de la industria. Eso sí, nadie puede negar que esos productos antiguos también tienen algo más de personalidad.