Martes 16 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Cómo el Feng Shui beneficia a los niños

AD | 16/05/2023 | 15:15

El Feng Shui en la habitación de los niños debe cuidarse más que en el resto de la casa. Este espacio, que para los adultos es únicamente para el descanso, en los niños es multifuncional. En él juegan, se recrean, se divierten, descansan, aprenden y se desarrollan cada día. La función del Feng Shui es que todas estas actividades se realicen de manera correcta, con una energía clara y que los mantenga a salvo del mundo que aún no comprenden. Su espacio debe proporcionarles alegría, gozo, equilibrio y un ambiente seguro para que, a su propio ritmo, se adapten a la vida y aprendan a vivir en igualdad con su entorno.
 
Recuerda que la energía de los niños está en constante crecimiento y desarrollo, el papel del Feng Shui es que esa energía se encauce de manera mesurada y bien balanceada para no tener un pequeño con problemas de conducta incapaz de enfrentar los retos diarios. Estos son algunos de los maravillosos beneficios que aporta el Feng Shui a la vida de tus niños.
 
Entender la importancia del orden
El orden importa al Feng Shui también en las habitaciones de los peques. Es un hábito que les proporciona disciplina, compromiso y un sentido de la responsabilidad, además del beneficio que otorga habitar un espacio bien ordenado y limpio. Siguiendo esta importante pauta del Feng Shui, los niños aprenden la importancia de mantener su ambiente ordenado al relacionarlo con tranquilidad, calidez, paz y armonía. Un espacio en orden siempre traerá calma a la mente y al alma, eso es algo que los pequeñitos reciben de manera intuitiva y que reproducen a lo largo de su vida, siempre y cuando se les inculque de manera adecuada y no como una imposición o castigo.
 
Hay remedios increíbles para comenzar y que el orden y la tarea de ordenar y limpiar les parezca atractiva y divertida. Puedes empezar con cestas decoradas, cajones de colores o baúles diseñados específicamente para sus objetos. Puedes iniciar un sistema propio a la hora de organizar en el que ellos también participen. Es importanteque les permitas tomar la iniciativa y que decidan por sí mismos por dónde empezar.
 
Como tip especial de Feng Shui, puedes acompañar las rutinas de limpieza con música, juegos y aromas divertidos. Es crucial que los recompenses al final por un esfuerzo bien logrado.
 
Adaptarse a los cambios
A medida que los niños crecen, deben realizarse cambios adecuados en sus habitaciones. Y de ahí viene otro beneficio del Feng Shui en la vida de los peques. Los cambios, gracias al Feng Shui, se van realizando gradualmente a través de los colores y los objetos. Paso a paso vamos reemplazando juguetes, espacios, decoraciones, espacios para dormir, para jugar e incluimos cosas que se adaptan mejor a sus nuevas necesidades.
 
Siempre recuerda que no hace falta demasiado para que su imaginación se mantenga activa, con los objetos adecuados y bien planeados es suficiente. No inculques la acumulación ni la posesión sin sentido. Obséquiales un campo visual amplio y despejado, eso hace maravillas con la mente porque les da la oportunidad de llenar esos espacios con creaciones y juegos propios.
 
La iluminación y los lugares de almacenamiento también deben cambiar, pero lo más importante es que ellos tomen decisiones en cuanto les ofrezcas las opciones correctas. Ayúdales dando una pauta a seguir y ellos sabrán cómo dirigir su propio espacio. Esta manera de cambiar bajo su control les traerá beneficios como la confianza y la toma de decisiones.
 
Despertar los sentidos
Una habitación para niños debe estar rodeada de objetos que estimulen todos sus sentidos, pero sin provocar un caos energético ni alterar el equilibrio de su energía natural. Los objetos principales deben ser aquellos que les proporcionen felicidad, como una manta de bebés, los muñecos de peluche preferidos, juguetes a los que les tengan mucho aprecio, un recuerdo de mamá y papá, etcétera.
 
Junto a su cama debe haber también un estímulo para el sentido del olfato. Fragancias relajantes y tenues aptas para la noche pueden ayudarlos a conseguir un descanso reparador y a que su ciclo de sueño se cumpla de manera adecuada.
 
En cuanto al resto de la decoración, deben sentirse libres para jugar, por lo que lo ideal es tener en el suelo algunas alfombras de texturas muy suaves y esponjosas así como colores cálidos y vibrantes que estimulen su vista. Se les debe permitir sentirse libres, jugar descalzos, tocar todo lo que tengan a la mano y desenvolverse con naturalidad. Es importante que no la sientan como una habitación aislada y que vaya de acuerdo con la decoración del resto de tu casa, para que se sientan parte de ella. Cuida que todo lo que colocas sea seguro, no tóxico y no peligroso para que no desarrollen miedos o temores que les costará superar. Equilibra el color y los materiales, entonces tendrás a un niño feliz dentro de un ambiente con buen Feng Shui.
 
El Feng Shui es para todos, no olvidemos a los peques y llevémoslos por un camino de armonía y felicidad en un espacio sano, limpio y ordenado. Una buena convivencia es tan importante para nosotros como para ellos.