Miércoles 17 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
negocios

Los claroscuros de la banca en México

Plano Informativo | 25/04/2023 | 13:41

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), a nivel nacional hay una tendencia de crecimiento en la satisfacción de usuarios de la banca en el país. Por ejemplo, mientras que en 2019 la complacencia era de 58%, al cierre de 2021 se situó por encima de 64%. Aunque los datos no se han actualizado para 2022, se estima que siga habiendo un crecimiento en la estadística, en buena medida por los esfuerzos en el sector por competir en cuanto a sus productos, servicios y atención al cliente.
 
“La banca en México es un pilar fundamental de la economía nacional, pero como cualquier sector, tiene sus claroscuros. Enfrenta una serie de retos y presiones para adoptar nuevas tecnologías y adaptar su modelo de negocio para mantenerse competitiva en un mercado cada vez más disruptivo. La adopción del Open Banking puede ayudar a los bancos a mejorar sus servicios financieros y retener a los clientes existentes, pero es fundamental establecer una relación estrecha del ecosistema financiero y por otro lado, una legislación robusta para proteger la seguridad y la adopción de la infraestructura digital en el sector”, explica Nick Grassi, Co-CEO de Finerio Connect, startup mexicana de finanzas integradas.
 
 
Retos a la vista
 
Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la banca en México es la competencia cada vez más intensa de nuevos actores, como las fintech y las empresas tecnológicas, que están innovando rápidamente y ofreciendo servicios financieros que son cada vez más atractivos para los usuarios finales. Sin embargo, Grassi refiere que más que competencia, los nuevos jugadores tienen en la mira a clientes que la banca tradicional no considera; de modo que más que competidores son aliados de la industria.
 
“La colaboración y la adopción de nuevas tecnologías es clave para que la banca en México sea más competitiva. Las fintech y el sector tech están aprovechando las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la blockchain, para ofrecer servicios financieros más rápidos, seguros y convenientes. Los bancos tradicionales deben seguir el ejemplo y utilizar estas tecnologías para mejorar su eficiencia operativa, reducir costos y ofrecer servicios financieros más atractivos para los consumidores”, agrega el Co-CEO de  Finerio Connect.
 
 
Open Banking: un modelo habilitador
 
Una de las tendencias actuales más interesantes en el sector financiero es el Open Banking. Se trata de un modelo que permite a los usuarios compartir sus datos financieros con terceros para acceder a servicios más personalizados y convenientes. Esto significa que los consumidores pueden utilizar una variedad de servicios financieros de diferentes proveedores en una sola plataforma. Paralelamente, el Open Banking también ayuda a los bancos a mejorar sus servicios financieros, ya que les permite acceder a datos de clientes de otras instituciones financieras para ofrecer servicios más personalizados y adaptados a las necesidades de cada cliente.
 
“El Open Banking tiene muchos beneficios para la banca en México. Por ejemplo, permite a los bancos ofrecer servicios financieros más personalizados, lo que mejora la satisfacción del cliente y puede ayudar a retener a los clientes existentes. También puede ayudar a los bancos a adquirir nuevos clientes, ya que los servicios financieros personalizados son más atractivos para los consumidores. Asimismo, permite construir redes de comunicación instantáneas al interior del sector mediante la instrumentalización de interfaces de programación de aplicaciones”, puntualiza el Co-CEO de Finerio Connect.
 
Sin embargo, añade que es importante tener en cuenta que la adopción del Open Banking también plantea desafíos importantes. Uno de los principales retos es garantizar la privacidad y la seguridad de los datos financieros de los consumidores; asimismo, que se articulen infraestructuras digitales para que todas las instituciones financieras transparenten su uso de información. Para asegurar esto, es fundamental robustecer las leyes secundarias de la Ley Fintech en México; con ello, establecer estándares claros para el uso y la protección de datos financieros.