Miércoles 22 de Mayo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
internacionales

Delegados palestinos e israelíes se reunirán en Egipto para bajar la tensión

EFE | 18/03/2023 | 12:04

Autoridades palestinas se reunirán con representantes de Israel, Egipto, Jordania y Estados Unidos, en una conferencia sobre seguridad que se celebrará el domingo en un balneario egipcio, en medio de una escalada del conflicto palestino-israelí que ha dejado un centenar de muertos en lo que va de 2023.
 
"La delegación palestina participará mañana en la reunión de Sharm el Sheij, con presencia regional e internacional, para defender los derechos del pueblo palestino a la libertad y la independencia", confirmó este sábado en Twitter Husein al Sheij, secretario general del comité ejecutivo de la Organización para la Liberación Palestina (OLP).
 
También "exigirá el fin de la continua agresión israelí y de todas las medidas y políticas que violen nuestra sangre, tierra, propiedad y lugares sagrados", añadió El Sheij, uno de los consejeros más cercanos de Mahmud Abás, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).
 
La reunión, que se celebrará en las costas del Mar rojo, será la continuación de otra cita del mes pasado en Aqaba, Jordania, con representantes de la ANP -que gobierna parcialmente en Cisjordania ocupada- así como delegaciones israelí, jordana y estadounidense.
 
El objetivo es intentar rebajar la violencia entre Israel y los territorios palestinos, sobre todo para evitar una escalada aún mayor durante el mes sagrado de ayuno musulmán del Ramadán, que se inicia el jueves.
 
En el marco del actual repunte de tensiones, al menos 86 palestinos han muerto por incidentes violentos con colonos judíos o las fuerzas de Israel en lo que va de año, incluidos 16 menores, mientras que del lado israelí han fallecido 14 personas.
 
Se trata del arranque del año más letal en la región desde el 2000, con un promedio de más de un palestino muerto por día, según el recuento del Ministerio de Sanidad palestino.
 
El movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en la Franja de Gaza, advirtió el jueves a la ANP contra su participación en la reunión, por considerarla "una falta de respeto a la sangre y los sacrificios de los mártires del pueblo palestino".
 
Del lado israelí, se espera que el asesor de seguridad nacional Tzachi Hanegbi lidere la delegación como lo hizo en Aqaba.
 
En esa reunión, Israel se comprometió a no realizar nuevos proyectos de asentamientos judíos en Cisjordania ocupada, una iniciativa que no se ha reflejado en los hechos.
 
Según medios locales, Israel también se comprometió a transferir millones de dólares en ingresos fiscales que ha retenido de la ANP, pero tampoco lo ha hecho.
 
La polarización de la población israelí en torno a su actual Gobierno, la caída de la popularidad de la ANP, el aumento de los ataques entre colonos judíos y palestinos, y el discurso extremista y antiárabe de varios ministros de Israel, podrían convertir el Ramadán en un mes explosivo.
 
Israel se hizo con el control de Cisjordania y Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967, y desde entonces mantiene una larga ocupación y colonización sobre estos territorios.