Viernes 19 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
autos y motos

Autos Ferrari más icónicos de la historia

CQ | 17/03/2023 | 15:59

Los autos Ferrari son la prueba de que Maranello es una de las excelencias del Made in Italy en el mundo. En más de 75 años de historia, ha escrito páginas épicas del automovilismo y producido algunos de los autos más bellos y rápidos de la historia. Hay decenas de modelos que han caracterizado distintas épocas y elegir cuáles son los más importantes no es fácil. Sin embargo, lo hemos intentado y, tras un cuidadoso análisis, he aquí está nuestra selección de los diez autos Ferrari más icónicos de la historia.
 
Ferrari 250 GT California (1962)
El Ferrari 250 GT California de 1962 es el coche con el que Maranello entró en la escena americana por la puerta grande, estableciéndose como un producto de lujo además de deportivo; para el piloto y empresario Enzo Ferrari, vender automóviles de producción era sólo para pagar los de carreras, no para ganar dinero. El 250 GT California está propulsado por el clásico V12 de 3 litros fabricado en Maranello, que produce entre 240 y 280 CV según la versión.
 
Ferrari 250 GTO (1962)
El Ferrari 250 GTO, también de 1962, era el vehículo pensado para los gentlemen drivers, que dejaban el garaje en casa y llegaban al circuito listos para correr; de hecho, la O de su código de identificación significa Homologado. Aquí el 3.0 V12 se llevaba al extremo y alcanzaba hasta casi 10,000 revoluciones, dejando las migajas a los rivales de la época.
 
Ferrari 365 GTB/4 Daytona (1968)
El Ferrari 365 GTB/4 Daytona de 1968 fue el último gran GT con motor delantero fabricado en Maranello antes del cambio al motor central trasero, que duraría hasta mediados de la década de 1990. Su V12 llegó a entregar más de 350 CV, mientras que su apodo, nunca incluido en ningún documento oficial, se debe a su hazaña en las competencias 24 Horas de Daytona, donde la pequeña fábrica de Maranello puso en jaque a todos los gigantes americanos.
 
Ferrari Dino (1969)
La serie Dino, nacida en 1969, es una de las más raras y queridas de todos los tiempos, y el 206 GT es su expresión más pura y original. Su motor V6, diseñado por el desafortunado hijo de Enzo, sigue siendo único en la historia de Ferrari (carreras aparte) y también se utilizó en otros proyectos, como el Lancia Stratos. El Dino 206 GT fue también el primero de los autos Ferrari que incluyó motor central trasero.
 
Ferrari 512 BB (1976)
El Ferrari 512 BB de 1976 es un auténtico icono de los años setenta, un auto muy especial propulsado por el primer motor en V a 180° de la historia del Cavallino Rampante, un doce cilindros de cinco litros derivado directamente del utilizado en los autos de Fórmula 1 de la época. En términos de diseño, el 512 BB también destaca por soluciones especiales, como el doble salpicadero lateral o los faros de color naranja.
 
Ferrari 288 GTO (1984)
El Ferrari 288 GTO de 1984 es el primer auténtico superdeportivo salido de las puertas de Maranello, concebido inicialmente para cumplir con las homologaciones de aquel Grupo B que duró muy poco, pero gracias al cual nacieron algunos de los coches más espectaculares de la historia. Fue el primer Ferrari de calle con motor turboalimentado y sus características para la época eran formidables.
 
Ferrari Testarossa (1984)
El diseño del Ferrari Testarossa de 1984 hizo historia el día de su presentación, con un enorme capó trasero, inimitables tomas de aire laterales, capó bajo y faros emergentes. A nivel técnico, era la última evolución del diseño berlinetta de doce cilindros con el V12 situado a 180° en posición central.
 
Ferrari F40 (1987)
El F40 de 1987 es para muchos El Ferrari, por varias razones. Por su diseño absolutamente único e increíble incluso hoy en día, porque fue el último auto que vio Enzo Ferrari, por sus características absolutamente superiores y por su reputación de vehículo difícil de conducir. Aunque bajo el capó trasero no hay un 12 cilindros, sino un 8 cilindros —derivado del 288 GTO— que, gracias en parte a los dos turbocompresores, sube mucho de revoluciones y emite un sonido como el de un avión.
 
Ferrari F355 Spider (1995)
El Ferrari F355 Spider de 1995 es un imprescindible de la década de 1990. El coche que puso fin definitivamente a la crisis técnica que vivió Maranello a finales de los 80 y sentó las bases de los éxitos del nuevo milenio. El F355 es también el vehículo que hizo debutar la caja de cambios electro-accionada y en esta versión Spider fue una auténtica reina de la jet set.
 
Ferrari 458 Italia (2009)
El Ferrari 458 Italia es quizás el auto más significativo del tercer milenio, caracterizado por un crecimiento vertiginoso de las características y de la electrónica de a bordo, pero también, en los últimos cinco años, por el regreso del motor turbo. El 458 Italia es la última expresión del motor V8 atmosférico, que en este caso tiene 4.5 litros y es capaz de pasar de las 9,000 revoluciones generando 570 CV.