Domingo 14 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
autos y motos

Volkswagen revela el nuevo ID.Buzz

MotorPasión | 10/03/2023 | 16:18

Ya está aquí por fin el ID. Buzz, tanto en su versión de pasajeros como comercial. Este nuevo miembro de la familia de vehículos eléctricos de Volkswagen era uno de los más esperados del año y posiblemente sea el más especial de todos, tanto por su espíritu heredado de la mítica Volkswagen T1 de la década de 1950, como por las peculiaridades que le hacen tan especial.
 
Sin duda el ID. Buzz enamora por su diseño y personalidad, pero convence  por su completo equipamiento y versátil espacio interior. Eso sí, no se trata ni de la compra más racional, ni es un modelo apto para todos los bolsillos: es “algo más”.
 
Hemos tenido la oportunidad de probar la edición limitada ID. Buzz 1st Edition, y estas son nuestras primeras impresiones.
 
Las claves del ID. Buzz, un modelo muy diferente al resto
 
Había mucha expectación por conocer en persona al ID. Buzz y en nuestro breve pero intenso primer encuentro en España no nos ha defraudado, más bien todo lo contrario. Acudimos a Bilbao para conducir a la curiosa reinterpretación de la entrañable ‘Bulli’, y nos atrapa desde el primer vistazo.
 
Haciendo un breve repaso de sus características principales, el ID. Buzz se ofrece tanto como un monovolumen de cinco plazas, como una furgoneta de dos o tres plazas (ID. Buzz Cargo). En los dos casos, parte de la plataforma para vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen (MEB).
 
Además, ambas versiones comparten idéntico corazón: un motor eléctrico de 150kW (204 CV) y 350 Nm, que envía toda la fuerza directamente al eje trasero mediante un cambio automático. La misma configuración encontramos en otros eléctricos del Grupo, como por ejemplo en los Volkswagen ID.3 e ID.4 o en el Skoda Enyaq.
 
Respecto a la batería del ID. Buzz, que va alojada en el piso del vehículo, es la de mayor capacidad del conglomerado por el momento, pues cifra los 77 kWh netos (82 kWh brutos). Con la carga al 100 %, otorga al ID. Buzz hasta 418 km de autonomía homologada en ciclo combinado WLTP.
 
Esta admite conexión ‘Plug & Charge’ (conexión y carga directa que de momento se utiliza en las redes de Ionity, Aral, bp, Enel, EON, Iberdrola y Eviny) y cargas de hasta 170 kW de potencia, prometiendo llegar en este caso del 5 % al 80 % de su capacidad en 30 minutos. En cambio, en un punto de 11 kW, el proceso se puede alargar hasta las 7 horas y media.
 
Diseño exterior auténtico y evocador
 
El ID. Buzz es descendiente de la mítica Volkswagen T1: un vehículo con más de 70 años y 7 generaciones en su haber, que es un ya todo un icono en el mundo del automóvil por derecho propio.
 
Ahora, esta reinterpretación moderna en clave eléctrica, en parte tiene la difícil misión de mantener vivo ese espíritu pionero y de libertad que desprendía la 'Bulli', todo un referente del movimiento hippie.
 
Aunque el diseño de su ancestro sea ya irrepetible, el ID. Buzz le hace algunos guiños. Algunos de los más evidentes en el exterior son el gran logo presidiendo el frontal que, aunque no tenga la forma tan pronunciada de “V” que tenía la T1 original, logra un curioso efecto (sobre todo en el caso de las evocadoras carrocerías bitono).
 
También son herencia los voladizos (muy) cortos. No así la forma alargada de sus faros LED, más similares a los del nuevo Multivan (se pueden elegir los faros matriciales LED IQ.LIGHT como opción). La barra transversal estrecha entre los faros también está diseñada como una tira de LED.
 
Las cotas del ID. Buzz son hasta 1,95 m de largo dependiendo del equipamiento (más bajo que la T6), 4,7 m de largo, 1,98 m de ancho, y ojo, porque entre ejes concretamente tiene 2,98 m, una distancia importante que favorece que tenga un espacio interior especialmente amplio y confortable.
 
En la parte trasera, el ID. Buzz se distingue del T6.1 por los grupos ópticos traseros LED, que están dispuestos horizontalmente en lugar de en vertical (y también están unidos por una tira horizontal).