Lunes 15 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Consejos para no oler mal después de hacer ejercicio

CQ | 02/03/2023 | 15:40

Oler bien es más importante de lo que crees y puede ayudarte a proyectar una mejor imagen ante los demás, así que es algo en lo que debes poner atención en todo momento, pero en especial cuando terminas de hacer ejercicio y tienes que salir corriendo al trabajo, a una junta importante o a una entrevista que puede afectar tu futuro. 
 
Lo que pasa es que, con los días súper ocupados que la mayoría tenemos, a veces no hay tiempo de hacer todo lo que queremos y necesitamos, así que hay que recurrir a ciertos trucos que puedan ayudarnos a conseguir el mejor resultado. 
 
Cuando se trata de oler bien después de hacer ejercicio, la solución no es bañarte en perfume y esperar que el olor a sudor se esconda, sino que hay que hacer ciertas cosas rápidas que eviten que llegues a donde tienes que estar oliendo a que corriste un maratón y olvidaste cambiarse los calcetines después. 
 
Si eres de los que hacen ejercicio por la mañana y después se dirigen al trabajo, pero se quedan sin tiempo para pasar primero por la regadera, hay algunos puntos clave que puedes usar a tu favor para oler mucho mejor, y sin gastarte todo el perfume en un solo día. 
 
Tips para oler bien después de hacer ejercicio 
-Usa un antitranspirante 
Elegir el desodorante correcto te puede ahorrar algunos momentos incómodos (como cuando levantas el brazo para saludar a alguien o pedir la palabra y todos a tu alrededor se cubren la nariz).
 
Sudas más cuando haces ejercicio, así que es recomendable elegir un desodorante o antitranspirante más poderoso, que debes aplicar tanto antes de empezar, como cuando terminas, esto porque tu cuerpo puede seguir con una temperatura elevada y eso hace que sigas dudando incluso si ya te cambiaste de ropa. 
 
-Ropa limpia y fresca 
No te quedes con la ropa sudada del ejercicio, es importante que te quites esa ropa mojada y que te seques bien el cuerpo antes de ponerte ropa distinta, que de preferencia debe estar limpia y fresca (o sea, recién lavada). Y debes tener una mochila o una pequeña maleta para guardar esa ropa sucia para no tener que cargarla para todos lados o afectar el cambio que te acabas de poner. 
 
Quedarte con la ropa sudada puede afectar tu piel, incluso puede aumentar el problema del acné en la espalda, además de que solo vas a lograr que el mal olor te acompañe a todo lados. 
 
-Toallitas limpiadoras para el cuerpo 
¿No tienes tiempo de bañarte? Una buena solución es usar toallitas húmedas para el cuerpo, pasando por todas las áreas en las que más sudas para que queden bien limpias y así puedas eliminar el mal olor. 
 
Si tiendes a sudar mucho, incluso puedes usar un poco de talco para absorber la humedad. 
 
-Lavate la cara 
Lavarte la cara es muy importante, ya que se acumula mucho sudor en esa zona y necesitas refrescar y eliminar la suciedad y bacterias. Un poco de agua fría, un buen limpiador, una crema humectante y un protector solar son esenciales, además de que pueden ayudar a que te sientas fresco y a que tu piel se vea mucho mejor.
 
-Ve por el shampoo seco 
Si sientes que tu pelo necesita una ayuda extra, pero no puedes meterte a la regadera para lavarlo, el shampoo seco es una opción rápida y efectiva. 
 
Debes secar un poco tu pelo primero, si sudaste mucho, y después colocar el shampoo, generalmente en forma de polvo, desde la raíz, usando un peine o cepillo para colocarlo de forma pareja y para eliminar el exceso. Muchos de estos shampoos son de color blanco, así que debes eliminar el exceso para que no parezca que tienes exceso de caspa o algo similar. 
 
-No abuses de las fragancias y perfume 
El perfume puede ser el toque final, pero siempre con moderación, ya que hasta las mejores fragancias pueden ser invasivas, molestas y provocar estornudos y alergias si se usan en exceso. 
 
Para ese efecto fresco, puedes ir por armas cítricos o florales, siempre y cuando no sean demasiado dulces.