Miércoles 22 de Mayo de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

La BMW, Gallardo y AMLO en el 2024

Armando Limón | 05/02/2023 | 16:38

El efecto político de la cuantiosa inversión de la BMW para su planta de autos eléctricos en San Luis Potosí luego de una silenciosa disputa con otros países, se hizo manifiesto este fin de semana durante la gira del Presidente Andrés Manuel López Obrador cuyos bonos, como los del gobernador Ricardo Gallardo Cardona, alcanzaron un nivel muy alto de aceptación y reconocimiento por su desempeño.

 

Con el gobierno de Gallardo el estado potosino se afianzó en el escenario internacional como un destino de inversión viable y segura, cumpliendo con los altos estándares de una empresa de la economía mundial más sólida como es Alemania, y al mismo tiempo el presidente AMLO fue explícito en que el mandatario estatal está haciendo un buen trabajo y es un aliado de la cuarta transformación. 

 

Se desplomaron las críticas de quienes, desplazados del poder, vaticinaron la ruina con sus respectivos gobiernos; el escenario es totalmente distinto: hay gobernabilidad, inversión pública y privada, desarrollo y bienestar social; y digan lo que digan, la economía avanza y no ha habido descalabros más que el causado por un factor exógeno, la pandemia del coronavirus.

 

Tanto en el estado potosino como en el país el ánimo que impera es de trabajo y unidad, hay cercanía y diálogo con todos los sectores, y fue en la sede del corporativo alemán, ubicado en un parque industrial de Villa de Reyes, donde AMLO y Gallardo reafirmaron su apertura a los capitales extranjeros y a las energías verdes, que su preferencia por los menos favorecidos no implica desatender las necesidades del sector privado, al que también se le otorgan estímulos para su crecimiento, generación de riqueza y empleos. 

 

Se debe destacar la postura de reconocimiento de la cúpula del empresariado potosino al presidente AMLO y al gobernador Gallardo por atraer la inversión de la armadora teutona, expresado a través de desplegados publicados en la prensa local, de la Alianza Empresarial, que aglutina a todas las cámaras empresariales, del Consejo Consultivo Potosí, integrado por destacados hombres de negocios de distintos rubros y el de un directivo de un parque industrial, todos en un tono positivo, de colaboración y concordancia con las políticas oficiales dirigidas a la iniciativa privada.

 

Hay que recordar que en el gobierno del doctor Carreras la clase empresarial se mantuvo distante y no se pronunciaba en las giras que realizó el presidente AMLO por el estado, había un desaire mutuo; este cambio de actitud puede explicarse por las condiciones generadas por el gobernador Gallardo en apenas un año y medio de gestión pese haber recibido una administración a punto del quebranto, hay conciliación ante la contundencia de los resultados de ambos gobiernos en materia económica y en infraestructura, lo que más le importa al sector privado.

 

Después de lo sucedido el fin de semana en Villa de Reyes y en la reunión del presidente AMLO con los servidores de la nación en el Centro de Convenciones, el “círculo rojo” que añora los privilegios debe estar postrado, no tiene argumentos como nunca los tuvo para sus escenarios fatídicos y diatribas mediáticas, incluyendo distorsiones y “fake news”, Gallardo demostró las razones por la que es uno de los gobernadores mejor calificados del país.

 

Es inequívoca la lectura de las palabras del presidente AMLO con las que ensalzó el gobierno de Gallardo y le dio el trato de aliado, el 2024 está a la vuelta de la esquina y necesita al PVEM para dar continuidad a la 4T. No se dice en voz alta, pero es evidente la infiltración de “la herencia maldita” en Morena en la pasada elección cuando se impuso como candidatos a Mónica Rangel y Xavier Nava sin ninguna empatía con los postulados de este partido que sigue sin estructura, sin líderes y al interior en riñas perpetuas. Así no se puede ganar una elección.