Domingo 21 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.

Joven denuncia que la sancionaron en su trabajo por no usar sostén

La Cadera de Eva | 04/02/2023 | 19:26

Claire Cochran es una joven de 20 años que se encuentra enfrentando una batalla legal luego de que su empresa, ubicada en Nueva York, Estados Unidos, decidiera sancionarla por no utilizar sostén, pues argumentan, es una violación clara a la vestimenta de oficina y una falta de respeto a sus compañeros de piso al distraerlos de sus funciones. 
 
La estudiante de derecho, aunque en un principio, explica, se sintió intimidada por una carta que recibió, sabía bien que las cosas no se podían quedar de esa manera y mucho menos, aceptar esa sanción. Es así, que Claire Cochran comenzó a preparar una denuncia en contra de la empresa por acoso sexual amparándose en la Ley de Derechos Civiles de su país. 
 
“Es ilegal que un empleador discrimine a cualquier individuo bajo la categoría protegida de sexo (…) En teoría, un código de vestimenta podría exigir que las mujeres usen sostenes, pero solo si fuera igualmente costoso o gravoso para los hombres hacerlo”, se lee en su texto en donde cita el titulo VII de la ley neoyorquina. 
 
Asimismo, en el correo que hizo llegar a sus empleadores, la joven señaló que no había manera en que probaran que lo que hacía era ilegal y que por favor, buscaran el consejo de un profesional legal, pues ellos habían ejercido violencia y acoso en su contra por su género y remató:
 
“Si mi pecho es una distracción para mis compañeros de trabajo, eso es un tema de acoso sexual y misoginia, no de falta de profesionalismo. Sinceramente, Claire.”
 
La difusión de esta historia se haría a través de TikTok, donde recibiría miles de comentarios de mujeres aplaudiendo su valentía por no permitir esta clase de misoginia y acoso. En contraparte, algunos usuarios respondieron a su video argumentando que no era un delito pedirle a las mujeres que se vistieran decentemente y que ella sólo estaba exagerando con la situación. 
 
Sobre esta misma línea de comentarios violentos, también se leen algunos que explican que, si las mujeres ya “tienen el derecho” de estar en espacios públicos con los senos de fuera, la ley también debería de amparar a los hombres para que se les permita hacer lo mismo pero con su pene.
 
Finalmente y a manera de recordatorio, siempre es necesario abonar a estas conversaciones apuntalando a que los senos, jamás han sido ni serán un órgano sexual, sin embargo, se han hipersexualizado (únicamente en mujeres), pues las glándulas mamarias se poseen indistintamente del sexo; la misma forma, el mismo tejido y ninguna conexión directa con órganos genitales. 
 
En palabras de la escritora feminista Noelia Morgana en “A veces no llevo sujetador” publicado en la revista colaborativa Proyecto Kahlo: "sé que me despellejan a comentarios susurrados, a pensamientos retrógrados y machistas que llenarán de veneno el aire que respiro, pero es momento de defendernos, de querernos, de dejarnos en paz y a venerar de verdad lo que significa habitar un cuerpo femenino que late y quiere seguir latiendo."