Viernes 19 de Julio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
autos y motos

Estos son los autos que menos consumen gasolina en México en 2023

Autocosmos | 10/01/2023 | 11:52

Para definir la lista de los autos que consumen menos gasolina, tienen que cumplir un mínimo de 16 Km/l por litro en ciclo combinado. En esta lista sólo hay autos de combustión.

Chevrolet Aveo

Rendimiento combinado: 18.9 Km/l

Importado desde china, el Aveo es de los más rendidores, en nuestro frente a frente contra el Mitsubishi Mirage G4, dio 18.9 Km/l con caja manual. Ofrece un buen balance entre rendimiento como desempeño, es muy capaz para viajar a buen ritmo en carretera y no se asienta en pendiente como otros coches. Hace uso de un bloque de 1.5 L cuatro cilindros con 107 Hp.

Chevrolet Onix

Rendimiento combinado: 17 Km/l

Este sedán que se fabricaba en México, ahora nos llega desde China. Con su motor de 1.0 L 3 cilindros turbo de 116 Hp, pudimos obtener un rendimiento de 17 Km/l con una transmisión automática de seis relaciones. Es un auto muy equilibrado, diseño llamativo, su manejo es excepcional; es rápido, seguro, amplio, bien equipado y conectado.

Dodge Attitude/Mitsubishi Mirage G4

Rendimiento combinado: 16 Km/l

Todo un veterano y conocido por muchos el Dodge Attitude, es también bajo la marca Mitsubishi, el Mirage G4. Son dos sedanes que comparten el buen rendimiento de 16 Km/l con caja manual, esto gracias al bloque de 1.2 L de tres cilindros con 76 Hp. Dodge es más barato, pero si buscas mayor equipamiento como seguridad, la elección es el modelo de Mitsubishi, aun mayor precio. 

FIAT Mobi

Rendimiento combinado: 16 Km/l

Para 2021  posee una suspensión alta, suave, ideal para baches como hoyos, frecuentes en las urbes mexicanas. Otorga 16 Km/l. El motor sí le sufre en carretera, pero en ciudad te enamorarás de ese bloque de 1.0 L cuatro cilindros de 69 Hp, que te ayudará ahorrarte unos buenos pesos.

Nissan March

Rendimiento combinado: 16.01 Km/l

En las pruebas de rendimiento con caja automática obtuvo 16.01 Km/l, por lo que seguro, con caja manual consume menos gasolina. El March es confiable, aguantador. Gracias a su motor de 4 cilindros 1.6 L de 106 Hp, tiene un desempeño aceptable para ciudad como carretera.

Renault Kwid

Rendimiento combinado: 17.6 Km/l

Este pequeño, ha enamorado a muchos por su figura de SUV, además de ser un auto barato es de los más rendidores otorgando 17.6 Km/l. Ostenta un motor de tres cilindros de 1.0L de 66 hp. Es pequeño, ofrece buenas amenidades y el equipamiento de seguridad, es superior en su segmento.

Suzuki Ignis

Rendimiento combinado: 22.5 Km/l

Este nano SUV destaca por su calidad de fabricación, precio asequible y un diseño que enamora. Tiene un rendimiento sorprendente de 22.5 Km/l (esto con caja automática, por lo que con manual seguro da un poco más). El motor de 1.2L con 82 equinos es una joya. Es divertido de manejar, es pequeño e ideal para moverte en la ciudad.

Suzuki Swift

Rendimiento combinado: 20.53 Km/l

Al igual que el Ignis sorprende por su calidad de fabricación, aunque no es barato. Te enamorará su manejo en cualquiera de las versiones que lo adquieras. De la gama de motores que ofrece, ambos son muy rendidores, el motor de 1.2L de 82 Hp te otorga 17.7 Km/l y el de 1.0 L 3 cilindros de 110 Hp, el Boosterjet, te otorga 20.53 Km/l, éste es nuestro preferido.

Toyota Avanza

Rendimiento combinado: 17.5 Km/l

La Toyota Avanza sorprendió por los cambios que trajo el año pasado, entre ellos el rendimiento que obtuvo de 17.5 Km/l (con caja CVT) en el frente a frente contra la Ertiga. Es un vehículo familiar muy versátil y seguro, pues ya ofrece seis bolsas de aire. Al volante, te da la suficiente para moverte en ciudad como carretera. Emplea un motor de 1.5 L 4 cilindros con 105 Hp.

Toyota Raize

Rendimiento combinado: 16.85 Km/l

Esta sorprendió por el buen rendimiento combinado de 16.85 Km/l. Un vehículo de proporciones contenidas, que con su motor turbo de 1.0 L 3 cilindros con 97 Hp, te permitirán moverte con facilidad. Es un producto redondo pues ofrece una seguridad y equipamientos muy completos.

Por cada auto, el sistema de medición fue el mismo. El proceso era: llenamos tanque, odómetro en ceros y acumular kilómetros de ciudad como carretera. No se superon los 120 Km/h. Al final, recorriendo un mínimo de 100 Km, se llenaba nuevamente el tanque, en la misma gasolinera. Con esto se hacía una división con los kilómetros acumulados y los litros consumidos, para al término obtener un rendimiento combinado.