Martes 23 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
moda y belleza

Conoce los errores que cometes al bañarte

Glamour / Foto: Unsplash | 19/12/2022 | 23:36

Uno de los errores que cometes al bañarte –y seguramente no sabías–, es usar una misma temperatura durante toda la ducha. ¿Sabías que es mejor comenzar con agua calientita y en el enjuague utilizar agua fría? Esto hace que la limpieza sea más efectiva y estimula la circulación.

 

Así como este dato, hoy te revelamos otras cosas que no estás haciendo bien al bañarte y que, si las cambias, ¡transformarás tu piel y pelo! Compruébalo tú mismx. 

 

Secado intenso

 

Un gran error que se comete después de bañarse es secar el cuerpo con demasiada fuerza. El roce de la toalla puede provocar que la resequedad de la piel aumente, además de que daña la barrera cutánea que protege los componentes hidratantes de la piel. 

 

Hazlo suave, a ligeros toquecitos y con toallas de microfibra que absorban mejor la humedad. 

 

Cambio de herramientas poco frecuentes

 

¿Dejas pasar mucho tiempo antes de cambiar la esponja o cepillo corporal de tu baño? ¡No lo hagas! Las bacterias comienzan a crecer después del primer uso, por lo que lo ideal es cambiarlos cada 8 semanas.

 

Otro de los errores que cometes al bañarte es no reemplazar tu rastrillo con frecuencia, ya que los cortes con sus navajas viejas puede provocar heridas serias e infecciones. 

 

Duchas demasiado calientes

 

El calor del agua seguro te encanta. Sin embargo, mantenerla a temperaturas muy elevadas puede llegar a quitarle aceites naturales a tu piel, ¡e incluso maltratarla y provocar caída del cabello!

 

Lo ideal es elegir una temperatura media, ligeramente más caliente para la hora del shampoo y el enjuague (esto ayudará a remover la grasa y los restos de productos), y una un poco más fría para después del acondicionador (que promoverá el flujo sanguíneo y sellará las cutículas capilares).

 

Usar una toalla para todo

 

Cuando comiences a secarte, evita usar una misma toalla para tu cabeza y el resto de tu cuerpo.

 

Aunque pienses que es más rápido y fácil, en realidad estás esparciendo las bacterias de unas zonas a otras. Busca una toalla para tu cabeza, otra para tu rostro y otra para el cuerpo. Además, ¡no olvides lavarlas cada semana!

 

No enjuagarse bien

 

Siempre busca eliminar todo rastro de jabón en tu cuerpo, pues de lo contrario, la piel sufrirá estragos de maltrato, resequedad y principios de caspa en el cabello.

 

Si quieres una limpieza más profunda exfolia tu piel, usa un cepillo para shampoo y asegúrate de que al enjuagar no quede ningún resto de suciedad. 

 

Ahora que ya conoces los 5 errores que toda mujer comete al bañarse, es momento de transformar tus rituales al ducharte ¡y observar cómo mejora la limpieza, suavidad e hidratación de tu piel!