Lunes 5 de Diciembre de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R
La Graciosa Huida

La Graciosa Huida

Leopoldo Pacheco | 17/11/2022 | 10:37

Contenido Neto

Si bien es cierto que a últimas fechas la autoridad federal no se ha distinguido por ser abierta a los resultados o la falta de los mismos en términos de lo que está pasando en materia de seguridad en San Luis Potosí, la cereza del pastel se la llevó la delegación de la Fiscalía General de la República que prácticamente huye de los cuestionamientos que le formulan por lo que ocurrió en el municipio de Guadalcazar en el la zona altiplano de San San Luis Potosí, una vez que tras el enfrentamiento a tiros con civiles armados un elemento de la guardia civil resultó muerto como resultado de la refriega.

 

En fechas recientes con evidente hartazgo la autoridad estatal a través del secretario general de gobierno, José Guadalupe Torres quien puso en evidencia la falta de solidaridad qué hay en los procesos de investigación por parte de los jueces federales, que están dejando libres a los individuos que son detenidos en flagrancia con posesión de armas de fuego y vehículos robados y que evidentemente integran a los grupos criminales que operan en nuestra entidad. La puerta giratoria de la que tanto se ha hablado en lo que refiere a el combate a la delincuencia tocó su punto más evidente al referir que precisamente en Guadalcazar se habrían detenido a un grupo de personas con Armas de grueso calibre que incluso abrieron fuego contra elementos de seguridad pública, y que con argumentos de haber sido detenidos con agresiones, quedaron en libertad en su momento.

 

Hoy en el mismo municipio se da el enfrentamiento con elementos de la guardia civil que tuvo como resultado la muerte de un policía en el cumplimento del deber.

 

Rodolfo Hernandez Limon, delegado estatal de la Fiscalía General de la República en San Luis Potosí, tiene razón al mencionar que propiamente esta dependencia no tiene injerencia en las decisiones de los jueces federales en los procesos en los que aquellos detenidos bajo las circunstancias anteriormente mencionadas son puestos en libertad a pesar de todo; pero lo que resulta desafortunado es que es necesario que los elementos estatales hagan mejor su trabajo en las detenciones a fin de evitar que los delincuentes salgan libres sin ser vinculados a proceso por maniobras legaloides.

 

El cuento de nunca acabar,lo que es cierto amigo lector es que algo está ocurriendo en las salas de los tribunales federales que pueden hacer suponer por una parte que puede haber corrupción tal vez o peor aún que las decisiones de los jueces esté siendo coartada bajo amenazas o amedrentamiento de los grupos criminales, que se ser así implica necesariamente que lo hagan saber a quien corresponda.

 

Este fenómeno vale la pena mencionar no es exclusivo de nuestra entidad, pero si está impactando en los resultados que se están buscando a fin de poder evitar que crezca la ola de violencia y criminalidad que se está generando, sobre todo en el interior del estado en donde prácticamente podría resultar inútil cualquier esfuerzo si no “jalan parejo todos” dirían por ahí. 

Lo que se está volviendo una triste realidad es que parece que a los únicos que realmente les importa acabar con la delincuencia en el estado es las autoridades locales y me refieren a las estatales, porque también a nivel municipal muchas autoridades prefieren hacerse de la vista gorda y si a eso le suma la falta de voluntad de los jueces federales… bueno ahí están los resultados. 

 

HASTA LA PRÓXIMA. 

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.