Martes 16 de Abril de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
autos y motos

5 partes de tu auto que debes revisar si tiene 10 años de antigüedad

Agencia | 15/10/2022 | 23:31

5 partes de tu auto que debes revisar si tiene 10 años de antigüedad Todos sabemos que cuando un auto excede cierto tiempo de antigüedad debe ser revisado más frecuentemente con la intención de evitar problemas mayores y, más importante aún, por seguridad. Pero como no siempre sabemos por dónde empezar, en esta ocasión vamos a decirte cuáles son las 5 partes de tu vehículo a las que debes poner más atención si tiene 10 o más años de haber salido de la agencia. 
 
Pese a que existen en circulación vehículos con incluso más de dos décadas de antigüedad, y algunos de ellos no presentan mayores problemas en su funcionamiento gracias a que han recibido el mantenimiento adecuado, hay que decir que sí implican una mayor emisión de contaminantes, por lo que las autoridades de México han lanzado programas de incentivo para que los conductores los reemplacen. 
 
Pero si estás feliz con tu auto, o simplemente no puedes cambiarlo, y es un modelo de más de 10 años, es hora de poner atención a esta información. 
 
En México existen muchos autos antiguos en circulación
Por mencionar un ejemplo, en el estado de Jalisco existen 2.3 millones de automóviles registrados en circulación, de acuerdo con estadísticas obtenidas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y 897 mil unidades de ese universo tienen más de 21 años de haberse adquirido por primera vez, es decir, 4 de cada 10 autos tienen más de dos décadas de antigüedad.
 
Ante dichos números las autoridades han buscado la manera de que los autos "viejos" salgan de circulación. La razón principal es la emisión de contaminantes, pero no es la única, la realidad es que los modelos más antiguos carecen de tecnología y sistemas de seguridad que hoy son una norma, por lo que ponen en peligro a los pasajeros y a los demás a su alrededor. 
 
Fallas considerables en autos con más de 10 años de antigüedad
Si tienes un auto modelo 2012 o anterior, es momento de acudir con tu mecánico de confianza y pedirle que haga una inspección minuciosa de los algunos elementos. 
El primer paso es realizar una ITV, o Inspección Técnica de Vehículos, que recoge datos certeros sobre el riesgo de manejar vehículos obsoletos. De hecho, la mitad de los autos que pasan por el proceso de revisión presentan deficiencias en su primera visita y una quinta parte tiene defectos graves.
 
En ese proceso se revisan desde elementos de seguridad y pruebas de emisiones hasta calibraciones. Se trata de un trámite que se lleva a cabo en países como España, y que ha revelado cuáles son las partes del coche que más presentan fallas al momento de ser evaluados, problemas que podrían agudizarse si no se les brinda mantenimiento.
 
De acuerdo con los datos generales de las ITV en los últimos años, ¿cuáles son las partes en específico a las que más atención se debe prestar cuando un automóvil tiene 10 años de antigüedad o más?
 
Luces. Tienes que estar seguro de que todas las luces funcionan correctamente según el caso, las de freno, los faros, las intermitentes, las interiores. Y no solo se trata de la visibilidad, es importante que todo el sistema eléctrico esté en buenas condiciones.
 
Dirección. Este sistema es importante tanto para tu seguridad como para tu comodidad ya que permite una conducción suave cuando circulas por caminos complicados o con baches. 
 
Ejes, neumáticos y suspensión. Además de contar con llantas en buen estado y con la presión correcta, recuerda que el sistema de suspensión debe estar perfectamente ajustado usando una combinación de muelles y amortiguadores para proporcionar un viaje cómodo y, sobre todo, para no perder la estabilidad y control del vehículo. 
 
Motor y transmisión. Un modelo de más de 10 años seguro ha recorrido muchos kilómetros, de ahí la importancia de asegurar una correcta lubricación del motor y detectar fugas de líquidos. 
 
Frenos. La automotriz Ford recomienda que la revisión de este sistema se realice cada 10 mil kilómetros, y el cambio de pastillas cada 25 mil. 
 
Es importante mencionar estos datos en un contexto como en el que se vive en el país, pues en una situación de pandemia y recuperación económica, se ve afectada la venta de nuevos vehículos, por lo que es común adquirirlos de segunda mano. Y esta puede ser una gran elección siempre y cuando se esté dispuesto a realizar las revisiones y los mantenimientos correspondientes.