}
Lunes 26 de Septiembre de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

El primer informe de Ricardo Gallardo: resultados y desafíos

Armando Limón | 19/09/2022 | 00:02

Detrás del Telón

En este mes de septiembre se cumple el primer año de gobierno de Ricardo Gallardo Cardona y presentará su informe en el Teatro de la Ciudad del Parque Tangamanga, por lo que es pertinente hacer algunas reflexiones sobre sus resultados tangibles y el cambio político y social en curso que implicó su arribo al poder en la administración pública estatal tras casi 90 años de dominio priista.

 

Postulado por una alianza del PVEM y PT, que puede ser definida en la geometría política como de centro izquierda, Gallardo Cardona prometió un gobierno con énfasis en las políticas sociales, en el desarrollo económico y de infraestructura, y una aplicación del presupuesto mejor distribuido en obras, acciones y programas de beneficio directo a la población en todos los rubros sin intermediarios y sin distinciones.

 

El compromiso asumido por Gallardo en su campaña, fue el que convenció en las urnas a la mayoría del electorado, frente a la propuesta de candidatos de otros partidos que, en un caso, no fue otra más que la continuación del mismo modelo de gobierno agotado e insostenible de privilegios para una minoría con la misma alta burocracia costosa e improductiva (PRIAN).

 

El otro caso, fue el de una retórica redentorista que ofrecía un cambio ilusorio (Morena) porque en realidad era dirigido desde el Palacio de Gobierno y con todo el apoyo del aparato estatal con el objetivo de restarle votos a Gallardo que había logrado conectar con las clases populares y favorecer así a la candidatura que representaba las políticas neoliberales y de saqueo del erario que paralizaron el desarrollo y la justicia social en los últimos sexenios. 

 

Es evidente que la alternancia en el poder que encabeza Gallardo desde septiembre de 2021, es opuesta por donde se le vea a la que en su momento representó el panista Marcelo de los Santos (2003-2009), ésta fue la prolongación de la hegemonía priista solo que vestida de color azul porque no hubo ningún cambio sustancial en el gobierno y en la relación con la ciudadanía, persistieron e incluso se acrecentaron los privilegios y abusos de la misma minoría política y económica, lo que agravó los indicadores de desigualdad y atraso de la mayoría de las familias potosinas.

 

En doce meses de gobierno, Gallardo ha cumplido en gran medida con sus compromisos centrales, aún falta superar rezagos debido a que la herencia maldita causó daños estructurales, pero por ejemplo ha invertido 5 mil 500 millones para recuperar el sistema de salud, se ha puesto en funcionamiento la Unidad de Urgencias y una Central de Mezclas de medicamentos para pacientes de cáncer en el Hospital Central, cuyo edificio nuevo fue entregado vacío; ahora hay clínicas rosas para mujeres y menores, clínicas móviles en comunidades marginadas, hay medicamentos, equipos para los hospitales y se suscribió con la Federación el convenio IMSS-Bienestar que marca el inicio de una nueva era.

 

Los resultados de Gallardo en obra pública están a la vista, el Circuito Potosí, la rehabilitación de los parques Tangamanga, los parques de Ciudad Valles y Matehuala que debieron entregarse en el pasado gobierno, ahora están proceso y pronto abrirán sus puertas; carreteras y caminos en las cuatro zonas del estado; estas solo son algunas de las obras que forman parte del primer informe de Ricardo Gallardo.

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.