Domingo 29 de Enero de 2023 | San Luis Potosí, S.L.P.

SITTGE: Charrismo sindical en el siglo XXI

Miguel Ángel Guerrero | 11/07/2022 | 00:14

C O M P A R T I R:

La semana pasada el SITTGE realizó una protesta en el poniente de la ciudad con varios reclamos que deben encauzarse en los tribunales laborales y no litigar con bloqueos de vialidades y afectando los derechos de terceros, por ello fue necesaria la intervención de las fuerzas públicas para salvaguardar el orden público.

 

La terquedad de esta organización de recurrir a las presiones que rayan en el chantaje, es una nociva práctica que en el pasado le redituó muchos dividendos a su dirigencia, no a sus afiliados, ante la debilidad de los gobernadores en turno que al ceder a las exigencias terminaban volviéndose cómplices de varios ilícitos y de una sangría al presupuesto.

 

Con una gastada retórica de victimización, mentiras y exageraciones combinadas con un discurso seudo social y redentorista, este sindicato que en su origen hacía alarde de ser diferente a los otros sindicatos charros de la burocracia estatal y los ha superado en vicios y abusos, recluta a ex trabajadores cuya relación laboral con el gobierno concluyó de acuerdo a lo estipulado en los contratos en tiempo y forma, con la promesa de reinstalación, pago de salarios caídos y las perlas de la virgen.

 

Otro ejemplo documentado de la irresponsabilidad con la que se conduce la dirigencia de este sindicato, es la “sindicalización” de policías, la cual no es permitida por la legislalación laboral y de manera lamentable varios exgobernadores lo permitieron por acción y omisión, fueron heredando esta irregularidad a sus sucesores hasta crear un problema que el actual gobernador Ricardo Gallardo Cardona ya dio muestras de que no está dispuesto a prolongarlo porque representa un menoscabo al patrimonio estatal y puso un alto a los privilegios que usufructuaron durante décadas las dirigentes de los sindicatos burocráticos.

y que en los hechos funge de líder vitalicia compitió por la candidatura de ese partido a la gubernatura, y para sus actividades de proselitismo utilizó a una treintena de empleados que estaban a su servicio y cuyos sueldos eran cubiertos, de manera ilegal, por el gobierno anterior a través de una “outsorcing”, figura ya eliminada por considerar que violaba los derechos laborales y evadir impuestos.

 

Esta irregularidad , y también fue señalada de sustraer los bonos del Día de la Madre y del Día del Padre que la Oficialía Mayor le entregaba y no llegaban a las manos de sus representados.

 

Son estos y otros que ya son investigados los que tienen muy nerviosa a la tesorera, fundadora y dueña absoluta del SITTGE, y planea más protestas para tratar mantener la impunidad que la ha distinguido y al estilo de “Alito”, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, amaga con recurrir a instancias internacionales para denunciar que es perseguida política con la intención de minimizar que se ha enriquecido con recursos públicos y se da una gran vida de patrona con el disfraz de líder sindical de izquierda.