Lunes 30 de Enero de 2023 | San Luis Potosí, S.L.P.

La pulverización de las audiencias

Lupillo González | 06/07/2022 | 08:02

C O M P A R T I R:
Estamos viviendo tiempos muy interesantes en los medios de comunicación en México, cada vez se compite más por la preferencia de la gente. Se empiezan a caer los monopolios y la pulverización cada día es más evidente. Los más afectados han sido los medios tradicionales que viven una severa crisis.
 
Hoy Televisa presume tener 14 puntos de rating cuando transmite un partido de la selección nacional de fútbol. Años atrás cuando era el único, superaba hasta los 43 puntos o más.
 
En México el 83.7% de los hogares cuenta con un televisor digital y la población más consumidora es en promedio de 44 años, cuyo nivel socioeconómico es bajo y el tipo de programa en televisión abierta que prefiere son las noticias.
 
Los cambios de la televisión hacia otras formas de consumo suponen una ruptura social de algo históricamente arraigado como lo es la televisión tradicional. Las personas de 40 años en adelante, recordarán muy bien su niñez, cuando no se contaba con muchas opciones para para ver un contenido cómo y cuándo quieras.
 
Actualmente existen más noticieros, análisis y resúmenes deportivos, programas de entrevistas, de espectáculos, de revista y entretenimiento. Todos estos diversificados en televisión abierta, televisión de paga, radio, pero otra gran parte está en las redes sociales. Esta pulverización de las audiencias, es producto de las nuevas plataformas tecnológicas y la masificación de internet. Hoy existe una competencia encarnizada hasta en los famosos youtubers o influencers.
 
Hoy una noticia vuela, se transmite a una velocidad impresionante y en cuestión de minutos circula hasta por WhatsApp, pero así mismo sucede con las noticias falsas. 
 
Donde también está de lo más interesante la competencia entre las plataformas de streaming o retransmisión de contenidos en directo y Netflix terminará en 2024 con 260 millones de miembros en todo el mundo. En México tiene 12 millones que significa en 63.5% de la participación del mercado. La posibilidad de ver lo que se quiera, cuando se quiera y, donde se quiera, le ha robado una enorme rebanada del pastel a la televisión tradicional.
 
Algo positivo de toda esta pulverización, es que, en los últimos años, la piratería se ha visto drásticamente reducida y los medios que quieran sobrevivir, tendrán que mejorar contantemente sus contenidos, innovar y adaptarse a las nuevas exigencias de los consumidores.