Lunes 30 de Enero de 2023 | San Luis Potosí, S.L.P.

¿Y para el susto, ahora qué?

Filiberto Juárez Córdoba | 05/07/2022 | 01:13

C O M P A R T I R:

Justicia a los asesinados, protección a los amenazados, garantías a todos los periodistas. No es politiquería, que cesen señalamientos y descalificaciones desde el poder y desde donde sea, respeto a la libertad de expresión y tolerancia a la crítica.

 

ESTÁN TRATANDO TEMAS profanos en un recinto sacro, comentó alguien, cuando los reporteros entrevistaban al gobernador en la Catedral. Ricardo Gallardo Cardona, fue a saludar a monseñor, Jorge Alberto Cavazos Arizpe, y al salir fue abordado por los reporteros. Hablo de todo, pero de entrada anunció que le fue a entregar las escrituras del terreno en el que se construirá una iglesia para la Virgen de San Juan de los Lagos, advocación muy venerada por los potosinos, como lo prueban las tradicionales peregrinaciones que de aquí parten cada años. Buen detalle, dijo el que observaba y comentaba, se ve que el gober sí le sabe y por eso llegó a donde está, concluyó. 

 

EL LEMA DEL PARTIDO, Por una Patria Ordenada y Generosa, está muy bien, ideológicamente hablando, decía J. Carmen García Vázquez, lo malo es que al aplicarlo, pragmáticamente, la generosidad se la quedan los dirigentes y el orden se lo aplican a los militantes. Por andar diciendo esas cosas y haberlas publicado nosotros, A Diestra y Siniestra, nos dijo después, sus dirigentes le dieron una generosa regañada para llamarlo al orden, exigiéndole que no anduviera diciendo verdades. Nos acordamos de ese incidente porque lo que en aquellos años, J. Carmen García, panista como pocos, decía medio en broma, medio en serio, ahora tiene otros visos y es absolutamente público. Un buen número de panistas acusa a la dirigencia de despacharse con la cuchara grande y a los demás no dejarles ni migajas. Y no se trata de simples militantes, se trata de los que tienen algún liderazgo, entre ellos el más reciente presidente estatal, Juan Francisco Aguilar. El diputado, asegura que el PAN en San Luis Potosí vive una crisis profunda y que un 80 por ciento de la culpa la tiene la presidenta, Verónica Rodríguez, y Xavier Azuara, que se han reservado la generosidad de la dirigencia para ellos y el orden se lo dejan a quienes no forman parte de su reducido círculo. El otro 20 por ciento de culpa, reconoce, Juan Francisco Aguilar, la tienen ellos, los demás, que los han tolerado y dejado hacer, no se han organizado para meterlos al orden. El control se basa en una serie de complicidades para colocar a los amigos en candidaturas seguras y a los demás mandarlos a competir. En cuestión de diputaciones, los distritos considerados bastiones del partido y los primeros lugares de las listas plurinominales, se los reservan para ellos, los demás que salgan a rifársela, con amor al partido, trabajo, dinero y suerte, puede que alguno gane. Pero eso no solo se reduce a los cargos de ese nivel, también las regidurías y sindicaturas cuentan, pues a través de los regidores o regidoras, se tiene capacidad de maniobra para detalles muy simples, como recomendar constructoras. Las cosas andan de tal suerte, que se habla de un PAN secuestrado por un exdirigente y su grupo. Ante esta afirmación nos volvimos a acordar de J. Carmen García Vázquez, y sus afirmaciones, el PAN siempre es unido, platicaba en el café. A veces, unido, de unidad, y a veces, un nido, de víboras, pero unido al fin y al cabo, sentenciaba. Conste que él hablaba del panismo de fines del siglo XX. El del siglo XXI, seguramente es diferente, más mejor o más peor, pero diferente. 

 

BUEN RETO TIENE la dirigencia de la Sección 26 del SNTE, pues un grupo de profesores, con derecho a jubilación complementaria, por haber aportado al Fondo de Previsión Social y Retiro FOPRESYR26, considera que ante la descapitalización del fondo, se han tomado posturas totalmente contrarias a los intereses que debe defender, que es el de los jubilados afectados. Para empezar, dicen, la dirigencia seccional no debe ocultar la situación financiera del fondo y debe reconocer el derecho de los miembros a conocer los movimientos que con sus recursos se hagan. Su situación dicen que la darán a conocer en todas las instancias que sea necesario, porque están en su derecho de recibir el ingreso complementario para el que aportaron lo que les correspondía. Como sindicalizados quieren que sus dirigentes asuman su papel y fijen una postura  de defensa de sus intereses, que para eso fueron electos. Nomás eso. 

 

AUNQUE LUEGO DIGAN que se tienen otros datos, el precio del pan -pan de panis, masa de harina, agua y levadura, aderezada con sal, azúcar y otros ingredientes- está subiendo como si tuviera doble o triple levadura. No hace mucho se podía comprar un bolillo por 2 pesos o por 2.50, luego se fue a los 3, a los 3.50, 3.80 y ahora ya alcanzó los 4 pesos. Dirán que la base de la alimentación del mexicano es la tortilla, pero el pan también tiene su importancia y es tan indispensable y útil que no hay quien no pida, ante cualquier contingencia, un bolillo para el susto. Por esa creencia tan arraigada, es terrible que cada día esté más caro el pan. NOSOTROS DECIMOS:

 

La creencia se aplica justo,

Ningún punto se le resta,

Un bolillo para el susto…

¡De lo que el bolillo cuesta! 

adiestraysiniestra_3@hotmail.com

adiestraysiniestra@yahoo.com.mx

Twitter: @FiliJuarezC