Jueves 7 de Julio de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

Los lugares para probar los mejores sándwiches

GQ / Foto: Unsplash | 19/05/2022 | 00:21

¿Cómo debe ser un sándwich para conseguir un lugar en la lista de mejores sándwiches del mundo? La variedad, tipos, formas y sabores son infinitos, pero todos deben tener una combinación de ingredientes perfecta, una buena proporción entre relleno y pan, toppings que aportan textura, y el bocado perfecto con cada mordida.

 

Hay sándwiches que se ven igual en todas partes del mundo (como el clásico Grilled Cheese que todos comemos cuando queremos algo rápido), pero hay algunos que son específicos de cada país o región, que representan la cultura y la identidad de sus habitantes, y que tienen sabores que no podrían existir en ningún otro lado.

 

Sabiendo que el mundo entero ama un buen sándwich (de carne, queso, mariscos o de crema de maní) , CNN se dedicó a viajar por todo el mundo en busca de los mejores, los más interesantes, clásicos y deliciosos, y encontraron que el rey indiscutible es nada más y nada menos que un plato que viene de Veracruz, México.

 

El top 5 de los mejores sándwiches del mundo

 

Dejamos fuera a las hamburguesas porque ellas merecen su propia lista de las mejores. 

 

Pambazo, México (Veracruz y Puebla)

El pambazo es un sándwich tradicional mexicano y se prepara de forma diferente dependiendo de la zona. En Veracruz, por ejemplo, se prepara con un pan ligeramente cubierto por harina y va relleno de frijol, chorizo y queso fresco. Por otro lado, el Pambazo de Puebla va remojado en salsa y se sirve con papa, chorizo y lechuga. Cuentan las leyendas que se pudo haber creado cuando el pan llegó de Europa, pero otros dicen que nació para cumplir el antojo de una emperatriz de la antigüedad.

 

Pita Falafel, Medio Oriente

Este sándwich comienza con un pan pita abierto por un lado, que después se rellena con falafel (bolitas de garbanzo fritas), col, pepino, tomate y humus (aunque puede cambiar dependiendo de la zona). Se dice que se volvió popular en los años 50, pero fue en los años 30 cuando el concepto apareció por primera vez.

 

Grilled Cheese, Estados Unidos

Este clásico sandwich lleva pan de caja y queso amarillo, pero se ha transformado para incluir todo tipo de ingredientes, desde quesos más “elegantes”, hasta tocino y pulled pork. Este sandwich llegó a Estados Unidos a principios del 1900 (inspirado en recetas francesas), después de que un hombre llamado Otto Frederick Rohwedder inventara el aparato que cortaba el pan en rebanadas iguales fácilmente.

 

Po’boy, Estados Unidos (Nueva Orleans)

Este sandwich es clásico de Louisiana y su nombre viene de las palabras poor boy, o niño pobre. Este sandwich se sirve tradicionalmente con un baguette y suele llevar mariscos empanizados o algún tipo de pescado, y el punto es que los trabajadores de finales de los años 20 pudieran tener una comida completa y que pudieran llevar en las manos.

 

Katsu sando, Japón

Este sandwich es además una obra de arte que muestra la perfección y la atención al detalle en la cultura japonesa. Sando es una referencia a la palabra sándwich, y este plato se sirve con dos rebanadas de un pan blanco esponjoso, que puede llevar huevo o carne en su interior. El sándwich es pequeño y se suele cortar por la mitad para que puedas ver los ingredientes mientras comes.

 

Los mejores sándwiches del mundo, según los expertos:

Pambazo, México

Tramezzino, Italia

Shawarma, Medio Oriente

Bánh mì, Vietnam

Muffaletta, Estados Unidos

Chivito, Uruguay

Pan Bagnat, Francia

Smorrebrod, Dinamarca

Spatlo, Sudáfrica

Montreal smoked meat sandwich, Canadá

Po’boy, Estados Unidos

Fricassé, Tunisia

Cubano, Cuba / Estados Unidos

Sándwich de pepino, Inglaterra

Chip butty, Inglaterra

Katsu sando, Japón

Reuben, Estados Unidos

Croque monsieur, Francia

Philly cheesesteak, Estados Unidos

Broodje, Países bajos

Pita Falafel, Medio Oriente

Choripan, Argentina

Lobster Roll, Estados Unidos

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.