Martes 9 de Agosto de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

La razón que nos une

Dr. Eugenio José Reyes Guzmán | 02/05/2022 | 00:33

Opinión

En una brillante homilía del padre Santiago Martí comentaba que: “Es la comunidad la que nos sostiene … sin ella somos más débiles, frágiles y atacados”. Pero advertía que había que pagar el precio por pertenecer a ella y puntualmente mencionó la palabra “ceder” y “ponerse en el lugar del otro”. El franciscano me dio la pauta para escribir sobre un genuinamente trascendental programa comunitario que une y convoca a todos.

 

Para situarlo en contexto, en días recientes el Fondo Monetario Internacional publicó el cambio económico acumulado por país desde el año 2018 al 2022. México estaría ocupando el tristemente célebre lugar 161 de los 192 computados con un negativo 2%. Sin afán de buscar culpables, las odiosas comparaciones nos muestran que, en la misma ventana de tiempo, hubo otros países como China, Colombia y EUA con crecimientos de 22.2%, 12,2% y 8.3% respectivamente. El meollo es que la falta de prosperidad económica que afecta a la nación azteca, aunque Nuevo León se cueza aparte, impacta a los 32 estados y a sus PYMES.

 

Poniéndose en el lugar de ellas y haciendo mancuerna con Francisco Garza Zambrano, presidente de la Comisión de Desarrollo del Consejo Nuevo León, el Secretario de Economía, Iván Rivas Rodríguez, lanzó el programa de apoyo a PYMES más ambicioso de toda la historia del estado y del Estado. No es exageración decir que no tiene parangón ya que, desde el punto de vista de empleos generados y/o conservados, NL lograría con su programa en 2022, el 53% del impacto presumible que conjuntamente obtuvieron el total de incubadoras existentes (502) en el año 2012. Así es, este dichoso programa pretende asesorar y capacitar a una comunidad de 1,150 PYMES mismas que, colegiadamente generarán y/o conservarán 5,750 empleos y aumentarán sus ventas en no menos de MXN$1,150 millones.

 

Desmenuzando los números, llamaremos métricas de cobertura a las 20 horas de asesoría y al menos 120 horas de capacitación que recibirán cada una de las PYMES del programa. Como consecuencia de dichos servicios, se dará el deseado impacto económico expresado en ventas y empleos. Por cierto, esas cifras de empleos ascienden a casi el 10% de los 60,000 puestos de trabajo nuevos y formales pronosticados para este año.

 

Ahora bien, considerando que el estado recuperará el 99% de la inversión a través del 3% sobre nómina, el programa se ofrece sin costo para las PYMES elegibles. Sin duda, es un cambio de paradigma y un ganar – ganar ya que crecen los ingresos del estado a la par del crecimiento de sus PYMES. Pues bien, como no se puede ser todo para todos, para recibir la asesoría, los criterios de elegibilidad para las PYMES son: MXN$5 millones en ventas anuales, 10 empleados formales y dos años desde su constitución. A las PYMES que aún no cumplan con esos criterios, se les ofrecerá sin costo toda la capacitación.

 

Para lograr el impacto anhelado en la comunidad PYME, se utilizará, ahora sí, un verdadero ejercicio de colaboración triple hélice donde el gobierno estatal aportará el recurso económico, las universidades el servicio y las cámaras, clústeres, municipios y empresas coadyuvarán con la convocatoria. Este ejercicio de participación une a todos los actores con el fin de brindar oportunidades de crecimiento a la comunidad de PYMES. 

 

Hablando del servicio y como un hermoso ejemplo de colaboración universidad - empresa, la asesoría se ofrecerá por parte del ITESM, la UDEM, la U-ERRE y la UANL. Para ello, las cuatro universidades usarán un modelo probo y probado que comenzó hace décadas en EUA, opera desde universidades en 25 países del continente y es el más exitoso por su contribución al empleo, el Small Business Development Center (SBDC). 

 

Siendo una realidad que las PYMES no tienen tiempo al operar como bomberos solitarios apagando los fuegos más urgentes, los asesores de los centros SBDC fungirán como un “consejo consultivo de las PYMES” diagnosticando, recomendando y guiándolas a buen puerto. Todos ellos fueron cuidadosamente seleccionados en base a su experiencia y conocimientos y han sido capacitados en el modelo SBDC por el Centro de Desarrollo Empresarial UANL.

 

Tocante a la capacitación, se han sumado pro bono numerosas empresas e instituciones como el Instituto de Contadores Públicos de NL, el Colegio de Abogados de Monterrey, COMCE Noreste, Invest Monterrey y la Federación de Trabajadores de Sindicatos Autónomos. Todos los meses habrá temas vigentes y de interés para las PYMES.

 

En cuanto a la convocatoria, el secretario Rivas ha invitado, entre otros, a CAINTRA, CANACO, COPARMEX, clústeres y municipios para que se sumen como “Organismo Promotor”. Igualmente, fueron convocadas las empresas grandes para que, en consonancia con su responsabilidad social, se unan como “Empresa Promotora” invitando a participar a sus clientes y proveedores.

 

Por todo lo anterior, suscribo que la razón que nos une a todos los actores del ecosistema regiomontano es la búsqueda del bien común a través de las PYMES. Sin duda, el sentido de propósito de lo que hacemos debe ser más grande que nosotros mismos. Por ello, si colegiadamente gobierno, universidades, organismos camarales y empresas alcanzan las métricas de impacto económico y social, el programa se deberá repetir en los años por venir e lván Rivas será recordado como el “secretario de la unidad”.

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.