Miércoles 29 de Junio de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

moda y belleza

Conoce la diferencia entre perfume y fragancia

Glamour | 30/04/2022 | 04:18

Indudablemente, es delgada la línea que marca la diferencia entre perfume y fragancia. Si bien constantemente solemos emplear indistintamente ambas palabras tal como si se tratara de sinónimos, éstas poseen cualidades muy propias que nos ayudan a distinguir una de otra.

 

Tal como sucede con las colonias y aguas de perfume donde la diferencia principal radica en la concentración de aceites esenciales y el volumen de alcohol u otros compuestos utilizados, existen otros aspectos en los que nos podemos fijar para diferenciarlos. 

 

Y es que, conocer las características de cada uno es el secreto para dar en el clavo con tu próxima adquisición, especialmente cuando se trata de elegir aquel que mejor cumpla con las necesidades personales. ¡Así que toma nota! Te contamos a lujo de detalle las diferencias principales de los perfumes y las fragancias. 

 

Densidad e intensidad

 

Como bien habrás escuchado en múltiples ocasiones, las fragancias están compuestas por una serie de notas distintivas que se dividen jerárquicamente en una pirámide olfativa: notas de salida, notas de corazón y notas de fondo. Éstas se constituyen gracias a una mezcla armónica de aceites esenciales que, dependiendo de su porcentaje presente dentro de la fórmula, le brindan distintos nombres.

 

Por su lado, los perfumes cuentan con una concentración de esencia aromática de entre un 20% y 30%, a diferencia del agua de perfume (eau de parfum) con 15% a 20%, del agua de tocador (eau de toilette) con 10% a 15% y la colonia (eau de cologne) con 2% a 6%, aproximadamente. Siendo así, cada una puede resultar mucho más concentrada e intensa o bien, más ligera y sutil. 

 

En resumen, las fragancias son todas aquellas aguas de colonia, de tocador, de perfume y perfumes como tal, mientras que los perfumes se limitan únicamente a aquellos cuya esencia aromática es arriba del 20%. 

 

Fijación y duración

 

He aquí la diferencia más tangible entre un perfume o fragancia, pues como bien imaginarás, las fragancias pueden poseer una fijación alta o baja en la piel o durar mucho o poco, dependiendo de la concentración acorde al porcentaje de sus notas olfativas. Mientras que un agua de tocador permanece intacta entre 4 y 5 horas y la colonia entre 2 y 3 horas, el perfume podría durar entre 6 u 8 horas e, incluso, todo el día completo de acuerdo a su concentración.

 

Eso sí, aunque cada tipo de fragancia está diseñada para durar cierto número de horas, lo cierto es que su fijación y duración también dependerá de tu pH y, desde luego, de tu rutina diaria.

 

Aroma 

 

La mejor noticia es que, sin importar la concentración de aceites perfumados, cada tipo de fragancia conserva su distintivo y delicioso aroma, sin variar demasiado. No obstante, la diferencia entre un perfume, agua de tocador y colonia, dependerá de la facilidad y rapidez con la que podrá distinguirse una vez que está sobre la piel, resultando mucho más intensa o sutil, pero sin variar la armonía de sus notas olfativas fundamentales, sean cítricas, florales, gourmand, especiadas, etc.

 

Y sí, aunque es cierto que la mayoría de nosotros busca una fragancia que perdure intacta sobre la piel por horas, como la que ofrecen los perfumes concentrados, la realidad es que dependiendo de la ocasión o gustos puede ser mucho más favorable disponer de una eau de cologne, un eau de toilette o un eau de parfum.

 

Por ejemplo, el agua de tocador es ideal para el día a día en la oficina debido a su duración, y la colonia es perfecta para primavera y verano por su composición. 

 

Así que, ahora que ya conoces las diferencias entre todos los tipos de fragancias, te será mucho más fácil elegir la que mejor se adapte a tus necesidades, estilo de vida y bolsillo.

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.