Domingo 7 de Agosto de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

Moralmente flexibles

Oscar Esquivel | 29/04/2022 | 01:43

Opinión

Una moral en decadencia se da cuando la individualidad es mucho mayor a la búsqueda del bien colectivo, por ende, la moral política es en la misma proporción que la individualidad, se presenta en una sociedad mercantilista, tengo suficiente, pero quiero más. 

 

El mensaje común de los políticos son siempre la comodidad de las palabras, “luchar por la comunidad” “si nos va bien les va bien a mis electores”; Si de esta manera fueran las cosas, el político estaría sometido siempre a su propio escrutinio, creyendo que para estar en paz y bien consigo mismo, es necesario que los demás también lo estén.

 

Nada seria más satisfactorio que la alta moral que nos presentan los políticos como un bien adquirido en el seno de algún partido político, se convirtiera en una verdad absoluta, eso nunca pasara, normalmente su verdad es inmoral, su realidad se encuentra absolutamente en el imaginario. 

 

Cuando algún sujeto es candidato, se para frente a un público receptivo en alguna campaña, la muchedumbre espera ver y escuchar a un hombre o mujer lleno de virtudes que les haga sentir que con ellos alcanzaran la moral perdida, los ven incólumes e insustituibles respaldados por una avalancha propagandista, se les vende a los asistentes parados frente al tapanco, que tiene ante sí a su próximo líder moral. 

 

Inmorales o moralmente aceptados, lo cierto que la gran mayoría de los políticos actuales son moralmente flexibles; En su vida privada son los grandes seres humanos, portadores de la verdad y la enseñanza de valores, además de los religiosos, bien por ellos, porque seguramente sus herederos tendrán los mejores ejemplos de sus vidas, pero como entre cuatro paredes no se ve la realidad, no será ético someterlos al juicio social, en pocas palabras no debe importarnos la privacidad. 

 

Cuando los actos trascienden a la vida pública, desde que ofrecen promesas cargadas de moral y reconocen no cumplirlas, y además, ya en el ejercicio de poder no solo no cumplen, sino se dan a la tarea de realizar todo tipo programas que con sendas firmas lo plasman en algún papel que saben que nunca cumplirán, es decir, continúan con las promesas, ahora como autoridad y con todos los recursos a su alcance para seguir mintiendo.

 

Ser una persona moral no te hace un santo, es el buscar hacer el bien con uno mismo y para los demás.

 

LOS LOCALES

Los potosinos lo vinimos ayer y padecemos hoy. “Servir para proteger” “vivir sin miedo” frases mas huecas que una nuez seca. Con toda la experiencia de poli “sí “a, que tuvo a su mando la corporación más grande del país, el presidente municipal de esta ciudad del “sí”, la omisión es el pecado.

 

 Los reclamos de seguridad publica son letra y promesa muerta. La legalidad,  no se antepone al buen juicio, en el tema de seguridad hay que comenzar por algo, pero todo queda en poses para el fecebook, como ejemplos vemos el  porque no se detienen a cientos de automovilistas que circulan sin placas a altas velocidades sobre todos de alta gama o  la prohibición  inmediata de no permitir polarizar los autos con más de 75% de obscuridad, inclusos en el parabrisas y medallones; Si bien no es de la competencia municipal, si se podrían por el bien común, acercarse a las organizaciones de autos “chocolates” y solicitarles sus padrón de afiliados, esto también es política con participación ciudadana, maquillando acciones nada se resuelve.  

 

La sobre exposición en redes y en medios de comunicación le está pasando la factura en su aprobación se nota.

 

Nos dijeron que todo estaría bien, que viviríamos tranquilos y lo cierto es una realidad, se vive con miedo. En los centros comerciales se dan, desde un robo a una señora de la tercera edad que la despojan de su mandado, hasta el robo de vehículos con uso de armas de fuego, las ejecuciones una hoy y mañana también. 

 

 La violencia no es un bien, es una calamidad que todo destruye, por lo mismo, por algo se debe comenzar. 

 

Se realizan obras públicas con una característica, no todas son prioridades, entonces usted amable lector no preferiría que se instalaran unas digamos 1000 o 2000 cámaras por toda la ciudad, que se sumen a las apenas 1195 que existe en la zona metropolitana. Con la herencia maldita de Carreras el innombrable, había dicho que se contarían con hasta 4000 cámaras de vigilancia.

 

Todo es prioridad, aunque hay unas más que otras.

 

CARA OCULTA, MORAL DICIPADA.

A modo de exigencia pública.

 La sociedad esta enojada con todo lo que huela a política, vemos noticias de la lamentable muerte de Debanhi con todas sus pifias de investigación, lo mas inmoral es ver la politización del caso, en la tribuna del Congreso de la Unión, de los partidos políticos, de todo mundo que vive del presupuesto, es asqueante observar como del dolor y la muerte de un ser humano, haga salir de sus miserables e inmorales personas, posicionamientos de encono entre la clase política. 

 

Los lideres petroleros.

Cuando el corporativismo era el modus vivendi provocado desde las cupulas de poder, los lideres como Romero Deschamps, hacían callar a cualquier agremiado si protestaba, después de haber permitido el desmantelamiento de las refinerías de PEMEX, sus herederos con una moral que les sonreía en el pasado, hoy amenazan con ir a la huelga para luchar por su “prestaciones y mejores condiciones de trabajo”, ellos mismos renunciaron por ser lambiscones del poder. ¡Vaya! hasta los hospitales desmantelaron y con su inmoralidad, ahora exigen se les restituyan sus privilegios de cuotas de poder.

 

Todos conocemos personas moralmente flexibles, pero los políticos son inflexibles al imponer su moral, así como. 

 

Nos saludamos pronto.

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.