Martes 16 de Agosto de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

internacionales

Pidió apoyos por Covid-19 para su empresa: con el dinero compró un Lamborghini y contrató strippers

El Heraldo | 30/11/2021 | 10:54

Lee Prince III dijo que tenía tres empresas y que debía pagarle a sus empleados, pero luego descubrieron que todo fue un fraude.

La pandemia por Covid-19 está por cumplir dos años, y desde entonces todos los países en el mundo tomaron medidas para evitar la propagación, entre ellas el cierre parcial de fronteras, el freno a ciertas actividades no esenciales y la entrega de apoyos a personas que debido a sus labores, no podían parar pero estaban en riesgo.

 

Uno de esas naciones que brindó apoyos fue Estados Unidos, cuyo ahora ex presidente, Donald Trump, impulsó la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (CARES, por su sigla en inglés). En este programa -vigente hasta mayo de este año- se entregaban cheques a las pequeñas empresas para cubrir sus gastos y no quebrar durante la emergencia sanitaria.

 

Defraudó al gobierno y se compró cosas lujosas

Si bien este apoyo económico logró que muchos emprendedores no se fueran a la ruina, muchos otros abusaron de la ayuda y defraudaron al gobierno pidiendo cheques y préstamos para supuestamente costear los gastos de sus empresas, pero al final dieron un uso diferente al dinero.

 

Tal es el caso de un hombre texano de 30 años, quien solicitó más de 2.6 millones de dólares al gobierno para pagarle a los empleados de sus tres empresas vía el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP, en inglés). Las autoridades únicamente le autorizaron 1.6 millones pero tras una investigación, encontraron que los había defraudado.

 

Resulta que Lee Price III mintió al momento de pedir los apoyos, tanto en el nombre de sus empresas, como en el número de empleados que supuestamente había en ellas. De acuerdo con un documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el sujeto tergiversó la cantidad de trabajadores que tenía, pero después se descubrió que sus supuestas empresas ni colaboradores tenían, en consecuencia, no había nómina que pagar, es decir, los registros fiscales que presentó eran falsos.

 

Entonces, las autoridades de Texas, en colaboración con las federales, lo investigaron y su sorpresa fue que con el dinero del apoyo por pandemia, Price había comprado, entre otras cosas, un auto deportivo Lamborghini Urus, una camioneta Ford F-350, un ostentoso reloj de la marca Rolex y pagó un préstamo resudencial.

 

Asimismo, gastó unos dos mil dólares en un establecimiento de striptease, más de dos mil 500 en clubes nocturnos y cerca 700 en una licorería. El Departamento de Justicia de EU informó que de los 1.6 millones de dólares que recibió el hombre, se pudieron recuperar poco más de 700 mil.

 

Este lunes 29 de noviembre, Lee Price III fue declarado culpable por fraude electrónico y lavado de dinero y purgará una condena de nueve años y dos meses en prisión.

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.