Lunes 16 de Mayo de 2022 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

Completa, sin príncipe azul

Clara Villarreal | 16/08/2021 | 13:09

Opinión

Hay ma?s historias que contar que solo los cuentos de hadas.
 
Como todas las nin?as de mi e?poca, disfrute? y creci? consumiendo los cuentos de hadas, en especial los de las princesas: Blanca Nieves, Aurora, Cenicienta, Ariel, Bella, Jazmi?n, ellas llenaron nuestras tardes de ilusio?n e ingenuidad aunque tambie?n, entre li?neas, iban dejando algunas ideas con las que, al hacernos grandes, la sociedad es- perari?a a que las cumplie?ramos.
 
La creencia constaba de que una mujer estaba incompleta a cierta edad si no teni?a un hombre a su lado. Si no hay un pri?ncipe azul, algo esta? mal en ella. Si no desea un galante caballero, algo esta? tremendamente mal, incluso se especulaba sobre su ori- entacio?n sexual. Y si no necesitaba a que el caballero la salvara, de lo que sea, pero que la salvara (econo?micamente, de su soledad, de su celibato, del “desamor”...) la sociedad se ensan?aba y la cri?tica se volvi?a despiadada.
 
¿Co?mo es posible que una mujer no desee otra cosa que ese espacio de luz, paz y cantos de los pajaritos cuando por primera vez recibi?a un beso de amor verdadero y con el que se sellaba la historia del gran amor de su vida?
 
Consciente de que nos convertimos en todo aquello que consumimos, a una edad avanzada nos percatamos de que hemos estado tomando decisiones basa?ndonos in- conscientemente en estas historias llenas de fantasi?a y creyendo que nos encon- tramos incompletas al no estar “acompan?adas”.
 
Habra? a quienes les haga sentido la historia de la princesa y su pri?ncipe. Incluso hay a quienes les funciona y viven vidas plenas y felices, donde la mujer es el a?ngel del ho- gar, ese ser de luz y amor inagotable que se desvive en cuidados por su familia y el hombre siendo el proveedor incansable, dedicado en cuerpo y alma al bienestar eco- no?mico de los suyos. Sin embargo esta historia no tiene por que? ser la de todos los hombre y mujeres.
 
¿Que? falta para hacernos conscientes de estamos viviendo una vida social y no una vida propia??
 
Encontrar el amor, casarse, tener hijos tampoco tiene por que? ser la norma. Es decir, la vida es ma?s que patrones e historias familiares. Debemos darnos el suficiente tiempo de explorar que? nos da tranquilidad, que? nos gusta y que? nos hace feliz. La clave es hacernos conscientes de que solteros, casados, viudos o divorciados, no importa el estado civil, importa mas la paz individual y no regirnos por la social.
 
Ahora podemos afirmar que existen ma?s posibilidades que las que nos ofrecen los cuentos de hadas. Las mujeres somos seres completos por el simple hecho de ser y existir. Se vale aspirar al amor o no, dedicarse a la maternidad o no, cumplir el rol de esposa, madre y trabajadora exitosa o no.
 
Porque mas alla? de los cuentos de hadas existe la posibilidad de que cada mujer tome consciencia de su entorno, sus deseos y metas y entonces, que por ella misma, sea capaz de decidir.
 
Y normalicemos a que los pri?ncipes dejen de buscar princesas.
 
 
 
Twitter: @claravillarreal 
 
contacto@claravillarreal.com 
 

© 2022 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.