Domingo 20 de Junio de 2021 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

EL INVENTO CADUCADO

Oscar Esquivel | 03/06/2021 | 20:36

Opinión

Somos producto de las confabulaciones del universo, tan amplio que parece estar en favor de establecer un orden poco claro, de cómo entender la vida que nos presenta.
 
Por donde se le vea, padecemos un mal común, el de nunca entender que repetir el pasado, es el error natural del hombre. Cuando evolucionamos o nos sembraron en este planeta los alienígenas ancestrales, nos creímos omnipotentes para hacer de este planeta lo que quisiéramos, lo vimos como inacabable en recursos naturales, le dimos libre albedrío a nuestro razonamiento destructor para acabar con todo, “total hay mucho”.
 
Cuando las sociedades aparecen y se organizan, algunas se formaron en el amor a su entorno, otros en la explotación indiscriminada en aras del progreso, proclamando la evolución social y económica.
 
De pronto nos vimos divididos en territorios con fronteras, unos con mayor riqueza que otras, a la par, emergen las posturas ideológicas y políticas, los demócratas contra las dictaduras, los radicales contar los mesurados y en casi todos los territorios la partidocracia emerge como espuma, nadie se salva, partidos de estado único, partidos de derecha, izquierda, centro, total, de todos los pensamientos como en feria. El mundo evoluciono con su gente atrapada en un pedazo de tierra, adaptados en un ADN para vivir dentro del sistema de partidos. Sometidos a una herencia que ha frenado la trasformación, que ha dejado de ser eficiente y hoy, provoca una crisis social mundial, precisamente por el desgaste del sistema de partidos.
 
Evolucionamos y nos hicimos pensantes, pero lo que no calcularon nuestros antepasados “extraterrestres” es el como convertirnos en una raza empática con el desarrollo político y social, incluyendo el invento que ya no funciona, los partidos políticos.
 
 
UNA COSA LLEVA A LA OTRA
 
Por fin terminaron las ruidosa y ruinosas del bien público, las campañas políticas, contaminaron hasta las mentes más sagaces y agudas de especialistas en esto temas, imagínese a un simple mortal como uno, la ciudad pintada de mil colores que ya soñamos, lo salvable son las miles lonas de los espectaculares que seguramente servirán de techo para las casas de los pobres del estado, de esos a quienes se les promete un mundo feliz cada tiempo electoral y solo se quedan mirando la repartición de las riquezas, que otorgan los impuestos que todos pagamos.
 
12.01hrs del día miércoles 2 de junio los ciudadanos comenzamos a tener un tiempo para descansar de la vendimia electoral, ya no tendremos arriba de nosotros a los promotores de los candidatos tratando de convencernos de votar por alguna fantasía disfrazada de propuestas, lo malo, que en 3 días tendremos que decidir por quién votar.
 
Existen muchas opciones de donde elegir, las personas que sueñan en tener algo mejor, de acuerdo a las propuestas que se les presentaron, con ilusión y esperanza ejercerán su voto. Los ciudadanos decidirán otorgar la confianza, a su parecer, es el mejor candidato, esperando siempre el no equivocarse, desafortunadamente en este mercado electoral, la ilusión y la magia esta presente.
 
“El dinero es lo de menos” dicta la doctrina política de las campañas, el voto se compra a quien quiera que no tenga nada que perder o bien tenga necesidades económicas; El dinero fluye a raudales, se comercian las conciencias, las lealtades y hasta la dignidad. Hay que reconocer que nadie es tan decente como para otorgarle la confianza absoluta, se tachan de indecentes unos a otros, ¡pero señores políticos! ¿quién se atrevería a levantar la mano, promulgándose el más limpio de todos?
 
 
LA JOYA DE LA CORONA, ZONA METROPOLITANA.
 
La capital potosina es y será el fiel de la balanza, hasta el momento. El crecimiento de la mancha urbana conurbada ha crecido exponencialmente, que ahora la disputa electoral por los municipios cercanos, es incluso a morir, literalmente, morir.
 
Amigo lector: La construcción de un estado democrático, comienza con tomar decisiones colectivas, este 6 de junio es una de ellas. Como ciudadanos potosinos esperamos de las próximas autoridades que estén a la altura de los requerimientos y necesidades de todos, comenzando por la protección de los más débiles, las personas vulnerables, cuidar de niños, mujeres, el trabajo de los hombres y mujeres, empresarios pequeños y grandes, servidores públicos.
 
El próximo gobernador comenzará con pocos recursos económicos, con un estado endeudado, sumergido en un espiral de violencia que nunca imaginamos y tendrá ante sí, hacer justicia, castigar los actos de corrupción actuales y sobre todo, no permitiendo la impunidad.
 
El voto es secreto y libre, salir a votar quedará registrado en nuestra consciencia de que hicimos lo correcto, para ser dignos hijos de esta tierra.
 
Nos saludamos pronto.
 
 
OSCAR ESQUIVEL
 
© 2021 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.