Martes 1 de Diciembre de 2020 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

Dos Alianzas, dos extremos

Pedro Cervantes Roque | 20/11/2020 | 18:34

ENTRE PAPELES

Registradas las alianzas entre los partidos para sintetizar en dos bandos la contienda por la gubernatura de San Luis Potosí, empezaron a brincar de inmediato las dificultades para obtener la figura que en cada caso contenderá por el triunfo electoral el año próximo. La naturaleza distinta de los partidos que se aliaron podría ser un estorbo para las dos figuras que al instante emergieron detrás de cada alianza. Si Xavier Nava Palacios y Ricardo Gallardo Cardona inspiraron las alianzas que hoy tenemos, los desacuerdos para su nominación surgirán de la presencia de figuras que ya estaban en el firmamento de cada partido y que reclaman respeto a su militancia y aspiración personal.

En torno de Xavier Nava Palacios deberían de ir el PRI, PAN, PRD y Conciencia Popular como una alianza que tiene la fuerza suficiente para ganar. Sin embargo, las dirigencias de cada uno no encuentran todavía los caminos para convencer a sus propios militantes que aspiran a la candidatura, para que declinen su aspiración en beneficio de una causa común que tendrá a Xavier como su abanderado. Pero exactamente los mismos remilgos enfrenta Ricardo Gallardo Cardona para que Morena convenza a su gente de que, con el Partido Verde y su candidato, estarían listos para una contienda fuerte, con muchas posibilidades de ganar una elección que para la alianza que han integrado es básica pues depende de sus resultados la conservación del control en el estado y en las esferas legislativas locales y federales.

Uno puede pensar que el obstáculo mayor está salvado. La convergencia de las directivas de los partidos para tomar una decisión de alianza es la parte sustantiva de la lucha que se aprestan a dar en las urnas el año venidero. Pero internamente la militancia parece guardar sus recelos con relación al futuro de sus organizaciones políticas si no se alcanzan los objetivos que parecen tener otros alcances. Superar la fuerza política del presidente Andrés Manuel López Obrador es la causa que une al Revolucionario Institucional con su más persistente enemigo del pasado, el PAN, y también la razón por la que la derivación priísta que es el PRD, se uniera sin titubeos. El tema ahora es que Acción Nacional se presenta como el partido cabeza de la alianza y su dirigencia no está preparada para que su militancia favorezca la postulación de Xavier Nava Palacios, como sí lo están el PRI y el PRD en tal caso.

Lo que puede pasarle a Morena si no acepta la candidatura de Ricardo Gallardo es que pierda la elección irremediablemente. Sus personajes más destacados no tienen los tamaños para vencer al candidato de la alianza del PAN-PRI-PRD-PCP si éste fuera Xavier Nava Palacios. En este momento, pues, la alianza de Morena y Partido Verde parece más débil de sostenerse. No obstante, Ricardo ha cubierto el requisito de registrarse como candidato de su partido, el Verde, para no quedar fuera de la contienda.

Ambos grupos, por supuesto, deben allanar las dificultades que enfrentan. Simultáneamente ofrecer perspectivas favorables a quienes declinen sus aspiraciones para ser candidatos al gobierno del estado, las cuales básicamente se refieren a la recuperación de los poderes legislativos federal y local, para modificar el panorama nacional que se mantiene polarizado y con nulas perspectivas de desarrollo económico a causa de los errores del gobierno y de la pandemia que aún va para largo.

Superada esta etapa, preparémonos para una contienda electoral sui géneris pues es mucho lo que está en juego y con una pandemia encima como la que padece el mundo, se reclama ingenio, capacidad y asegurar los resultados que todavía no asoman en el horizonte nacional y estatal. Sea pues.

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

 

 

© 2020 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.