Lunes 10 de Agosto de 2020 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

La primavera árabe

Dr. Jaime Chalita Zarur | 06/06/2020 | 18:05

ESPACIO DE REFLEXIÓN

La población de Mexico ha estado exigiendo tener un País de leyes que nos permita ir subsanando nuestros males en delincuencia, corrupción y violencia. En todo los espacios posibles se habla del marco legal que debe ser impulsado y exigido para darle sentido al pacto social y sus leyes que nos atan como sociedad, presumiblemente civilizada.
 
Los eventos en los que se están demostrando, a través de marchas, manifestando la inconformidad de los hecho que irritan a la sociedad, para que, la exigencia de la aplicación correcta del derecho sea realidad, en nuestro País, se han dejado sentir con fuerza creciente cada vez qué hay eventos adversos por expresarse.
 
Igualmente en muchas partes del Mundo, así, el caso del País vecino del Norte, ha dado la vuelta al mundo la muerte de George Floyd y la brutal manera de perder la vida por un asesino policía racista, queriendo demostrar la supremacías blanca.
 
En el caso de nuestro Pais, el fin de semana pasado se dio una manifestación en automóviles, por cierto Pacifica pero, no faltaron los insultos y enfrentamientos entre los mismos mexicanos, reclamando la dimisión del Presidente de la Republica Mexicana, con letreros y mensajes alusivos a la renuncia de Lopez Obrador para que se valla de la Presidencia Mexicana, en lugar de la exigencia para abrir un diálogo nacional y reconstruir nuestra sociedad.
 
La muerte de Givovani, en Ixtlahuacan de Membrillos, Municipio de Jalisco, hizo que las multitudes salieran a las calles, destrozando lo que los jalisciense han construido, aún cuando el Gobernador Alfaro, ha tratado de explicar lo que ha sucedido, pero además, que la policía de ese Estado, había tomado control de la policía del municipio y las investigaciones en los avances de este asesinato, raramente a un mes de sucedido.
 
San Luis Potosí, no fue la excepción, el día 5 de junio por la tarde, la tranquilidad de la Plaza de Armas fue perturbada. Una turba de anarquistas dañaron los inmuebles de la Fiscalía del Estado, igualmente el del Congreso, además de explotar botellas con gasolina a una patrulla. La fuerza policiaca se hizo sentir cuando los destrozaos ya se habían perpetrado y, otra vez, lo que fue destruido, es patrimonio de los potosinos y no, de quienes laboran ahí.
 
La población mundial está dirigida por menos del uno por ciento de la humanidad y ellos, quienes se llaman “demócratas” han abusado sin límites de las representaciones que se les han conferido. El hartazgo de los ciudadanos, es enorme contra los abusos que se han recibido desde sector público, por ello, y apoyados en redes sociales, las respuestas han sido ofídicas y en momentos más violentas que lo que se le acusa a la policía para retomar el Orden público.
 
Es la hora ya, de las respuestas de verticalidad, honestidad, servicio, humildad, transparencia, claridad en la rendición de cuentas y desde luego, que los beneficios lleguen a la sociedad, construyendo la clase media que nos merecemos para vivir en paz.
 
La Primavera Árabe, nos puede pasar a todos l, y las multitudes serán implacables en las venganzas de los agravios históricos.
 
 @jaimechalita
© 2020 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.