Miércoles 15 de Julio de 2020 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

negocios

Gobierno sin información suficiente para reabrir actividades: IMCO

La Razón | 24/05/2020 | 18:32

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) advirtió que con el modelo actual de monitoreo del COVID-19, el Gobierno federal no tiene toda la información para empezar a abrir las actividades económicas y sociales de manera segura, cuya primera etapa inicia este lunes.
 
De acuerdo con La Razón, el centro de investigación consideró que la reapertura debe planearse con base en indicadores de riesgo de propagación, vulnerabilidad de la población, estructura económica, así como extensión y profundidad de casos confirmados.
 
Señaló que 50 por ciento de la población que habita en los “municipios de la esperanza” (sin contagios y sin vecindad contagiada) se encuentra en zonas de alto o muy alto riesgo de propagación.
 
En un reporte, refirió este 18 de mayo comienza la primera etapa del plan para reabrir la economía y las actividades sociales y educativas.
 
En la primera fase del plan original se contemplaba que 269 municipios de 15 entidades que no tienen casos de COVID-19 vuelvan a sus actividades normales con cercos sanitarios y jornadas de salud.
 
Esa lista de municipios se modificó y ahora se plantea que los municipios liberados en esta etapa sean 324.
 
El IMCO comentó que la presentación del plan de reapertura ofrece cierto grado de certidumbre sobre la gestión del Gobierno en el levantamiento de las medidas sanitarias.
 
Sin embargo, no se cuenta con información de la etapa de la epidemia en la que se encuentra México, debido al reducido número de pruebas realizadas y se desconoce el nivel y evolución de los contagios a nivel local, añadió.
 
De acuerdo con el organismo, es probable que México no tenga toda la información para empezar abrir actividades económicas y sociales, ya que aún existe incertidumbre sobre la etapa de la epidemia de COVID-19 en la que se encuentra el país.
 
Debido al reducido número de pruebas realizadas, así como al alcance limitado de la red de instituciones de salud pública encargadas de monitorear el nivel y evolución de los contagios en el país, es altamente probable que por el momento no se cuente con información suficiente para dar inicio a una estrategia de levantamiento de las medidas preventivas de contagio, anotó.
 
El IMCO subrayó que el plan de reapertura debe ponderar las limitaciones al modelo de monitoreo de la COVID-19 que sigue México, ya que es fundamental comprender y gestionar el proceso de reapertura con base en el riesgo de propagación de cada región.
 
Destacó que medir ese riesgo ayudará a identificar ciudades que por sus características sociodemográficas y estructurales necesitan más cautela para regresar a la normalidad o que tienen alta probabilidad de presentar un rebote y expansión de casos tras el relajamiento de medidas sanitarias.
 
El IMCO propuso evaluar la posibilidad de reapertura a nivel local y nacional con base en indicadores de riesgo de propagación, vulnerabilidad de la población, estructura económica y la extensión y profundidad de casos confirmados.
 
Además, que el Gobierno federal debe financiar e implementar una campaña de pruebas masivas y de rastreo sistemático para evitar rebrotes, y eliminar obstáculos regulatorios para gestionar procesos ágiles de importación de pruebas e insumos básicos para su manufactura.
 
Así como generar y financiar planes de apoyo económico, específicamente para los municipios más vulnerables, que les permitan resistir la contingencia y recuperarse posteriormente.
 
© 2020 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.