Lunes 6 de Abril de 2020 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

Corrupción y baches

Lupillo González | 19/02/2020 | 10:55

Libertad de Opinión

Hace unas semanas, en una de las ya conocidas “mañaneras” del primer mandatario de la nación, Andrés Manuel López Obrador, hacía mención de que en los municipios de nuestro país la corrupción y los baches eran los mayores problemas, según la percepción de la ciudadanía.

 

OBVIAMENTE SE PUEDEN VER como problemas diferentes, pero también han cohabitado y claro que los actos de corrupción e irresponsabilidad de las autoridades producen enormes e incontables baches.

 

DURANTE DÉCADAS LAS ALCALDÍAS han tenido incentivos perversos -no solo la corrupción, sino la manera en que están reguladas la obra pública y las adquisiciones- que los llevan a repavimentar calles enteras en lugar de reparar solo los baches que afectan a los automovilistas. Es decir: sí hay recursos para tener una ciudad sin agujeros en las calles, pero se aplican mal.

 

TÓMESE AMABLE LECTOR UNOS minutos y como muestra, escriba “baches y corrupción” en el buscador de Google, con los 911 mil resultados tendrá para entretenerse un rato, aunque leyendo las primeras cinco notas será más que suficiente para entender cómo está asociada la corrupción en la proliferación de baches en nuestro país, obviamente San Luis Potosí se pelea por el negro liderazgo.

 

YA NO ES NECESARIO ESPERARNOS a la temporada de lluvias en nuestra ciudad, conocida como San Luis Bachesí, para que pululen los baches por todos lados. La capital se caracteriza, entre otras cosas, por la proliferación de baches que afectan al tráfico, dañan las suspensiones y en muchas ocasiones rompen las llantas de los vehículos.

 

PRÁCTICAMENTE TODOS LOS propietarios de coches en esta ciudad tienen una historia de accidentes costosos causados por un bache. Además, los baches son democráticos: aparecen en el oriente, pero también en el poniente de la ciudad. De la misma forma están los caminos tanto de la Huasteca como del Altiplano del estado.

 

LA PREGUNTA OBLIGADA ES: ¿Cuándo se podrá dar respuesta efectiva a la ciudadanía y poder solucionar un problema ancestral? Vaya que el reto es mayúsculo y más cuando administración tras administración sólo ha visto el problema por encimita.

 

EN UNA BUENA PARTE DE LA ciudad capital, el suelo está como auténtico queso gruyere y si no se reparan las calles a fondo, eso de estarle poniendo un poco de grava y asfalto será tirar dinero a la coladera.

 

ES URGENTE QUE LAS ALCALDÍAS cumplan con su función primigenia, que es la atención de primer nivel a la ciudadanía y el mantenimiento básico de la Ciudad.

 

ES DECIR, SU FUNCIÓN DE intendencia. Ya es hora, ¿no?

 

 

© 2020 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.