Lunes 30 de Marzo de 2020 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

Tan lejos de Dios y tan cerca de los EU

Dr. Jaime Chalita Zarur | 02/02/2020 | 13:27

ESPACIO DE REFLEXION

El dicho popular es “pobre de Mexico, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos” pero en realidad cada quien cifra su destino y los mexicanos, polarizados y desunidos, hemos cifrado el horizonte colectivo, haciéndonos presas de nuestra indiferencia o, defendiendo causas que no corresponden a lo deseado por la inmensa mayoría del Pueblo de Mexico.
 
Hoy con toda certeza podríamos decir “pobre de Mexico, tan lejos de Dios y tan cerca de sus políticos” sin temor a equivocarme y, sin juzgara de buenos o, malos, independiente del color que representen, todos son muy parecidos, teniendo como común denominador, la preservación del poder y, el dinero Publicos, a pesar de lo que sea, incluso la vida ajena.
 
Muy corto se ha quedado, desde hace ya, cuando menos tres lustros, el poder del Estado Mexicano pero, igualmente, hemos pasado por etapas muy dolorosas cuando se hace sentir el poder del Estado, frente a los particulares, cuando en la soledad, se enfrentan el despropósito de la justicia.
 
“No cederemos ante las provocaciones” es lo que el partido en el Poder ha repetido una y otra vez. No queda claro cómo o, porque pero siempre ante situaciones de tumulto, es decir donde se juntan varias personas, hasta delinquir es permitido y sin castigo, pues cuando lo hay es por muy corto tiempo y sin consecuencias.
 
La semana pasada una vez más los normalistas de Tenería, retuvieron choferes y autobuses de transporte para presionar y hacer válidas sus pretensiones. La recomendación del Presidente de la Republica Mexicana, para que se dialogue ha sido estéril. La desesperación de uno y otro lado, han llevado a unos , a comportarse como delincuentes que, tratándose de cualquier mortal, se nos hubiese cargado el peso de la ley pero, tratándose de grupos normalistas, pareciera que son privilegiados ante la ley.
 
Así paso con el bloqueo de vías férreas en Michoacan el año pasado, con más de cinco mil millones de pesos en pérdidas, igualmente el problema laboral de Matamoros y, las maquiladoras que abandonaron tierra Mexicana, dejando en la orfandad de empleo, a muchas familias. El Estado tendría que hacer valer su potestad como el único encargado de aplicar la ley.
 
Ejemplos ya se acumulan muchos. La insistencia de la aplicación de la ley como debería ser y, no es, nos genera altos índices de impunidad.
 
Cumplir con nuestras obligaciones puntualmente, como lo señala la ley, acudir al llamado de la autoridad y respetarla es lo que los ciudadanos tenemos y debemos de hacer todos. En retorno, al cumplir nuestros obligaciones, habría que recibir nuestros derechos.
 
El porvenir debería estar en la voluntad de la conciencia social, adormecida y en espera de ser reactivada para jefe valer un mejor mañana.
 
@jaimechalita
 
© 2020 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.