Viernes 15 de Noviembre de 2019 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

espectáculos

Alejandro Sanz refrenda su amor por México ante 40 mil personas

Notimex | 08/11/2019 | 09:40

Canta con Paty Cantú, Ximena Sariñana y Mon Laferte; le rinde homenaje a José José

El astro español Alejandro Sanz, uno de los más reconocidos a nivel mundial, refrendó su amor por México durante el concierto que ofreció en esta ciudad, como parte de su tour “La Gira”, con el que ha recorrido países de América Latina, Estados Unidos y España.
 
Durante las dos horas que duró su espectáculo, al cantautor de 50 años se le notó conmovido ante las reiteradas muestras de cariño que le expresaron unos 40 mil fans que acudieron al Foro Sol, recinto que lució apenas a la mitad de su capacidad de las 70 mil personas que puede recibir.
 
Fue una noche de recuerdos, porque interpretó algunos de los temas que lo han consagrado durante sus 31 años de trayectoria artística, pero también presentó los nuevos que se incluyen en su más reciente material titulado “El disco”.
 
La velada fue apetecible porque después de varios días lluviosos, esta vez el dios Tláloc perdonó y el originario de Madrid no padeció los estragos del clima como tampoco sus invitados abajo del escenario ni las estrellas que lo acompañaron arriba de él: Paty Cantú, Ximena Sariñana y Mon Laferte.
 
Aunque no lo dijo abiertamente, Alejandro Sanz rindió homenaje póstumo al cantante José José a través de la canción “La nave del olvido”, que interpretó con gran sentimiento frente al piano que él mismo tocó.
 
Tras el grito de: “¡Arriba, México!” y el puño en alto, inició su espectáculo a las 21:25 horas. El primer tema que interpretó fue “Hoy que no estás” y luego de saludar a sus fans con un “buenas noches”, el escenario se iluminó de colores como preámbulo para “Azúcar en un bowl”.
 
“México, qué bonito se siente, qué felicidad. No sé ni qué decir. La verdad, no soy mucho de hablar ni nada de eso, prefiero hacer las canciones. Pero no puedo dejar pasar la oportunidad. Presiento que esta noche será increíble e inolvidable. Gracias por tantas y tantas noches que me han regalado en este país, en esta ciudad.
 
“¡No me hagan llorar, por favor! ¡Les quiero un chingo! Este concierto va por ustedes. Vamos a dejar lo mejor aquí para que lo pasen lo mejor posible. ¡Arriba, México!”, expresó Sanz a modo de bienvenida y ante un público que ya se mostraba eufórico por gozar a su artista favorito.
 
La prueba de esto fue cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de “Aquello que me diste”, uno de sus grandes éxitos que fue coreado de principio a fin antes de que invitara a la mexicana Paty Cantú para cantar a dueto “No tengo nada”, melodía nominada al Latin Grammy Awards 2019.
 
Con su guitarra azul turquesa en mano, y recorriendo el escenario de pasarela en forma de “A”, compartió “Back in the city” y “Capitán tapón”, para luego poner a bailar a todos con “Deja que te bese”, que originalmente interpreta con el puertorriqueño Marc Anthony, pero esta vez la cantó con uno de sus coristas.
 
Los sonidos del piano, la pantalla simulando un universo de estrellas y encendidos los teléfonos móviles de la gente, fueron el motivo perfecto para entregar “Los lugares”, un featuring con Residente, pero éste de manera virtual.
 
“Mi marciana” continuó en el repertorio para luego dar paso a “Looking for paradise”, precedido de las palabras: “nuestra casa, nuestro paraíso”, y de una puesta en escena que mediante diversos gráficos, algunos en tercera dimensión, sobresalió durante todo el recital.
 
Llegó tocó el turno de uno de sus temas más emblemáticos, “Lo que fui es lo que soy”, que incluyó en el ya legendario disco “Viviendo de prisa” (1991) que lo distinguió en México.
 
“Te canto un son” y “Mi persona favorita” deleitaron a los asistentes, sobre todo cuando en ésta última abrazó a la bandera se México y se mantuvo con ella durante un minuto como muestra de su amor por este país y de su gente.
 
Con los brazos moviéndose de un lado a otro, sus seguidores cantaron aquella de “No es lo mismo”, poniendo mayor énfasis en la afamada frase de “Me vale madre”.
 
“Hoy quise hacer las cuentas desde hace cuánto tiempo es que nos conocemos. Benditos son los vientos que me vuelven a México”, resaltó el ganador de 20 premios Grammy Latino y tres Grammy americanos para después convocar a Ximena Sariñana y juntos ponerle voz a “Quisiera ser el aire”.
 
“Estaba a punto de irme, pero yo me quedo aquí hasta que ustedes digan. Les debo algunas canciones y ya lo sé. A ver si se acuerdan de esta ¿ok?, dijo, y así vino un medley compuesto de los hits “Y ¿si fuera ella?”, “Amiga mía” y “Mi soledad y yo”. Ésta última lució con la majestuosa interpretación a dueto con la chilena Mon Laferte.
 
El espectáculo llegaba a su etapa final, pero faltaba uno de los números más importantes de la noche y era “La nave del olvido”, con Sanz al piano y enfrente un coro monumental que con entusiasmo coreaba: “Espera un poco, un poquito más para llevarte mi felicidad…”, en recuerdo a “El Príncipe de la Canción”.
 
Para el momento de “¿Lo ves?”, sus fans del club “Más es Más”, se encargaron de repartir a los espectadores pedazos de celofán en colores: verde, blanco y rojo, a fin de ponerlos frente a la luz del teléfono celular y destacar la bandera de México desde los tres lados de las gradas.
 
“Que belleza”, exclamó el autor de “Si tú me miras” y “El alma al aire”,
 
para ahora sí dar por concluido su concierto. “Corazón partío” cerró con broche de oro y antes de abandonar el templete Sanz dijo: “Muchas gracias, México. Los quiero con todo mi corazón”. Tras una larga ovación de pie, se fue.
 
Luego de 44 conciertos, La Gira continuará en Guadalajara y Los Cabos. En febrero de 2020, el ídolo de varias generaciones se presentará en Perú, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile.
 
 
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.