Viernes 15 de Noviembre de 2019 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

¿Por qué es importante saber ponerse 6 sombreros?

Plano Informativo | 14/10/2019 | 13:08

La toma de decisiones no siempre es fácil, sobre todo cuando se trata de tomarlas en grupo. Tener un único punto de vista sobre el problema que se trata de resolver hace que sea más complicado tomar las decisiones adecuadas. En este sentido, es importante la creatividad; seis sombreros para pensar pueden ayudar a llegar a la resolución de problemas.
 
A través de este método él es posible tomar decisiones prácticas, utilizando la empatía y evitando problemas y confrontaciones que no son necesarias, afirma Jesús Gómez, docente de Cerem y experto en el área de Recursos Humanos. De esta forma, se elaboran análisis objetivos, se evalúan pros y contras, pero también se utilizan los sentimientos y las emociones para tomar una mejor decisión.
 
Cada uno de los miembros del grupo ha de ponerse cada uno de estos seis sombreros (de manera literal o simbólica), y expresar su opinión sobre el problema siguiendo las pautas que marcan cada uno de los colores del sombrero. A continuación, veamos cuáles son los diferentes sombreros y sus pautas a seguir.
 
Sombrero blanco
 
El sombrero blanco, en reflejo a su ausencia de color, es el neutral. Se trata de utilizarlo para discernir el problema de forma objetiva y probada. El blanco es el sombrero de los datos y las cifras. Utilizarlo consiste en dejar de lado las interpretaciones subjetivas y centrarse únicamente en los datos contrastados. 
 
Por todo esto, algunas preguntas que se pueden hacer durante esta deliberación con el sombrero blanco, serían: ¿qué se sabe sobre el problema?, ¿qué es necesario averiguar para tener todos los datos necesarios? o, también, ¿qué información objetiva es necesaria para poder tomar una decisión al respecto?
 
Sombrero rojo
 
Las emociones, la intuición y los instintos son la base del pensamiento del sombrero rojo. Al contrario que en el blanco, donde la objetividad era lo más importante, en este caso se hace hueco a las emociones y se deja de lado la neutralidad lógica.  Este sombrero se centra únicamente en los aspectos del pensamiento que no son racionales. Utilizando este sombrero, surge la posibilidad de expresar los sentimientos, las emociones y las sensaciones que produce el problema de forma abierta. 
 
Algunas preguntas que pueden ser prácticas al utilizar este sombrero son: ¿qué es lo que gusta y lo que no de esta situación? o ¿qué sentimientos provoca en quien tiene el sombrero?
 
Sombrero negro
 
Se trata del sombrero de la cautela y la prevención. Los peligros representados en este sombrero negro son algo que se debe analizar al tomar una decisión. Por eso, lo que se busca con el uso de este sombrero es conseguir conciencia sobre lo que puede salir mal y las consecuencias que puede tener la decisión o el no tomarla.
 
Algunas de las preguntas más importantes que se pueden realizar cuando se tiene el sombrero negro en la cabeza son las siguientes: ¿Qué tiene de malo la situación que se está planteando?, ¿cuál es la gravedad de los riesgos que se asumen con la decisión o con el problema?, ¿qué impedimentos hay para alcanzar una solución?
 
Sombrero amarillo
 
El color amarillo se relaciona con el sol y la luz, por lo que un enfoque positivo parece lo más lógico para este color. Se trata del sombrero del juicio positivo y los beneficios y ventajas que puede tener una situación.
 
Las personas que utilicen este sombrero quizá puedan hacer uso de preguntas como las siguientes: ¿Qué es lo que ha funcionado hasta ahora y está yendo bien?, ¿qué beneficios traerá, a corto y a largo plazo, tomar esta decisión? o ¿cómo se puede sacar partido de forma positiva de lo que está ocurriendo?
 
Sombrero verde
 
El verde siempre ha sido símbolo de naturaleza, vegetación, crecimiento… por ese motivo, el sombrero verde es el sombrero dedicado a la creatividad. El sombrero verde implica buscar nuevas ideas y formas de solucionar los problemas. Se centra en analizar las posibilidades y las alternativas que puede haber.
 
Quien utiliza el sombrero verde puede utilizar las siguientes preguntas para ayudarse a ser más creativo: ¿Qué ideas novedosas pueden surgir de la situación que se está analizando?, ¿es posible crear algo nuevo haciendo uso de las herramientas que están a disposición para ello?
 
Sombrero azul
 
El sombrero azul debe ser utilizado por las personas que dirigen o controlan la situación en las reuniones. Ese sombrero es esencial para definir cuáles serán los objetivos a alcanzar y cuál será el proceso para llegar hasta ellos.
 
Para ello, es de mucha utilidad plantearse preguntas como ¿qué pensamiento es necesario poner en práctica para poder hacer frente a la situación de la forma más eficaz que sea posible?, ¿cuáles son los objetivos que se quieren alcanzar?, ¿qué proceso se debe seguir para alcanzarlos y cómo se organiza en diferentes pasos?
 
Una vez que ya se saben cuáles son las características de cada sombrero, quizá surja la pregunta: ¿cómo se utilizan? Como se mencionó al principio, en una reunión en la que es necesario tomar una decisión, el pensamiento lateral que favorece este método es muy importante. Por eso, cada uno de los miembros de la reunión debe ponerse cada sombrero, de forma literal o figurada.
 
El tiempo que debe pasar cada persona con el sombrero no ha de ser mucho, siendo lo más óptimo un minuto por persona y sombrero. Una vez que se han recopilado los datos de todos los miembros, es posible comenzar a tomar una decisión bien fundamentada, en la que se ha tenido en cuenta absolutamente todo. La creatividad de los seis sombreros para pensar es fundamental para tomar buenas decisiones en grupo.
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.