Viernes 15 de Noviembre de 2019 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

¿San Luis será un pueblo bicicletero?

Pedro Cervantes Roque | 23/06/2019 | 15:16

Entre papeles

La idea puesta en práctica por el presidente municipal Xavier Nava Palacios al abrir la primera “ciclovía” en la ciudad, es una buena respuesta ante los retos que plantea la compleja movilidad en una zona urbana que se extiende sin parar. Como todas las buenas ideas puestas en práctica, ésta tiene sus resistencias. No es fácil ceder espacios al rey de la circulación, el automóvil o vehículos afines.

 

Las anunciadas demandas de amparo federal frente a la medida, pueden tener un efecto paralizador del proyecto en lo inmediato, pero me parece que a la postre la autoridad judicial federal deberá sopesar los diferentes elementos que conforman la problemática vial en la capital de San Luis Potosí.

 

Una población que sufre las consecuencias de un pésimo sistema colectivo de transporte, que gasta tiempo y dinero sin otra opción que no sea la de “llegar tarde”, merece una oportunidad distinta, más cercana a sus necesidades y más efectiva en las soluciones que ofrece. Circular en bicicleta en este momento representa correr riesgos excesivos. La integridad física de las personas que transitan en una bicicleta debe ser protegida mediante espacios exclusivos y señalética apropiada, para que el proyecto tenga el éxito esperado.

 

En abono del ciclismo en San Luis pueden exponerse desde los de carácter físico al ofrecer a los jóvenes y maduros la posibilidad de incorporar un ejercicio saludable en sus desplazamientos. Pero, además, es realidad que el ciclismo nos hace más independientes. Cada quien puede dirigirse al punto exacto de su destino sin perder los tiempos muertos en el desplazamiento que hoy realiza cada uno en los autobuses urbanos. No es lo mismo buscar estacionamiento para un automóvil que colocar la bicicleta en un lugar adecuado y casi frente al sitio al que se dirigen.

 

Pero el beneficio más importante es reducir el uso de vehículos motorizados con emisiones que, por pocas que sean, pintan de gris nuestro cielo que antaño fue de un azul intenso. Las prisas de llegar a tiempo obligan hoy día el tránsito riesgoso de personas que viajan solas en cada automóvil. El uso de un biciclo obliga la reprogramación de tiempos y movimientos por la ciudad, pero queda claro las posibilidades de un choque se reducen considerablemente y que los gastos inherentes a la recuperación de la salud se abaten considerablemente.

 

Por todo eso, creo que la idea del presidente municipal es positiva para nuestra ciudad. Lo deseable es que no se estorbe una solución que nada tiene que ver con la política, ni transgrede el derecho a decidir que tiene el ciudadano porque se ofrece como una opción protegida para reducir los riesgos que hoy corren los ciclistas en nuestras calles. Si todo esto fuera sometido a la consideración ciudadana y fuera respaldado por las correcciones a nuestros reglamentos de tránsito, el ámbito de la idea quedaría completo.

 

También es cierto que hay segmentos que no podrían beneficiarse con el ciclismo. El caso de las mujeres, quizá de los menores de 10 años, o el de los adultos mayores, justifica el uso de otros medios de transporte. La tendencia al equilibrio debe permitirse como un acto de respeto al derecho de todos por ir y venir por la ciudad en las mejores condiciones y con la seguridad correspondiente.

 

Entre tanto, si el pensamiento se convierte en realidad eficaz, la autoridad municipal estará dando un paso muy importante en la atención a los problemas que aquejan a la ciudad desde hace mucho tiempo y otro será el panorama. En este caso, el alcalde tiene razón. Es obligación de todos corresponder en la localización de nuestras mejores soluciones y permitir que la realidad nos confirme los supuestos de las ideas.

 

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.