C O M P A R T I R

Señales de que estás entrando a la etapa de señora

Agencia | 29/04/2019 | 23:46

Tarde o temprano llega la temida etapa de señora y lo mejor es verle el lado bueno.

Llega un momento en la vida que por más que lo quieras evitar te persigue la etiqueta de señora. Así como cuando sales a algún sitio y nunca falta  el niño que te suelta, sin previo aviso un: “Con permiso señora”. Sí, hay señales de que estás entrando a la temida etapa.

 

Y es que, de repente te enteras que ya no puedes usar cierta ropa, que hay que comprar cremas especiales para las arrugas y que da igual si tienes hijos o no, para muchos ya eres señora. Cabe destacar que hay señales que te delatan, veamos:

  • Te emociona limpiar

¿En qué momento tus pensamientos se llenaron de productos de limpieza? No lo puedes evitar, caminar el pasillo de los detergentes te hace sonreír. Y la paz que sientes cuando dejas la barra de la cocina limpia no se iguala con nada.

  • ¿Plantas?

Es que son tan divinas, las publicaciones en las que decoran con ella el interior de tu hogar te pueden salir mil veces y nunca te cansas de verlas. Quieres saber todo sobre ellas y tener las más bonitas en casa.

  • Las leggins para todo

¿Hay algo mejor que las leggins? Son perfectas para salir por la mañana, tarde y noche. Además, muy cómodas y no tienes que lidiar con la molesta báscula.

  • Canciones clásicas

Disculpa, ¿eres la misma que decía que esas canciones son para señoras? Tú, que ahora cantas a todo pulmón Juan Gabriel, José José y hasta una que otra de Chavela Vargas, ¿por qué no?

  • Dormir, dormir y dormir

Bienvenida a la indudable etapa de señora, en la que descubrirás que es mucho mejor irte temprano a casa para reposar en tu deliciosa almohada, que seguir en la fiesta.

  • Bienvenidas las enfermedades

Si tú eras esa chica a la que ni el poder de una fuerte gripa ni las desveladas tumbaban en la cama. Pero, ahora, ¿qué tal? Parece que si te tropiezas por ahí, terminarás con incapacidad de 2 meses.

  • Que no se metan con tus tuppers

Lo bueno, es que ahora entiendes perfecto el sentir de tu madre. Un tupper no es cualquier cosa, son tesoros que las señoras empezamos a acumular y sin uno de ellos te sientes vacía. 

 

¿Ya empezaste?

© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.