C O M P A R T I R

Reconocimiento facial en Tokio 2020

Agencia | 13/08/2018 | 13:20

Este tecnología fue puesta a prueba en Rio 2016 con solo una parte de las instalaciones utilizadas por los medios de comunicación japoneses.

Los Juegos Olímpicos que se van a celebrar en Tokio 2020 serán los primeros en tener reconocimiento facial para los deportistas, organizadores y prensa. Este desarrollo tecnológico dejará atrás las acreditaciones para todos los que participan en el evento.
 
Sin duda serán los primeros Juegos Olímpicos que usen este tipo de tecnología y así contribuir a no malgastar el papel y el plástico. La empresa multinacional japonesa de tecnología y comunicaciones NEC fue la creadora de este proyecto que tiene la finalidad de reforzar la seguridad en estos eventos.
 
“El producto se puede acoplar a los sistemas existentes de control de entrada y salida, lo que hace posible la introducción del reconocimiento facial sin la necesidad de reemplazar por completo los sistemas de control”, aseguró la compañía nipona.
 
Este tecnología fue puesta a prueba en Rio 2016 con solo una parte de las  instalaciones utilizadas por los medios de comunicación japoneses.
 
Para poder entrada a las personas, ellas se deberán posar al frente de la cámara y ella reconocerá facciones de la cara que previamente debe tener en sus bases de datos. Si en algún momento falla este sistema, con una tarjeta también podrá ingresar a las distintas áreas que tiene la organización de las justas.
 
De esta manera, los deportistas y todo el personal de la organización y prensa deberán enviar sus fotos que serán almacenados en este software. El público en general deberá seguir presentando su acreditación y boletas.
 
Tokio quiere demostrar que la sede de los Juegos Olímpicos será una edición sin precedentes en cuanto el uso de la tecnología y desarrollo para tener una mejor experiencia en la villa olímpica y en los diferentes escenarios deportivos.
© 2019 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.