Lunes 10 de Agosto de 2020 | San Luis Potosí, S.L.P.
C O M P A R T I R

La relevancia en la organización financiera en la vejez

Notimex | 29/10/2013 | 09:35

Los adultos mayores tienen escasas nociones del ahorro y del manejo del dinero de manera formal.

La educación financiera es un tema que se impulsa tanto dentro como fuera de las aulas escolares en la actualidad, pero a diferencia de las nuevas generaciones, los adultos mayores tienen escasas nociones del ahorro y del manejo del dinero de manera formal.
 
Un ejemplo de ello es el retiro de efectivo de los cajeros automáticos, pues en el mejor de los casos los adultos mayores pasan varios minutos en lograr su objetivo y, en el peor, se ven obligados a solicitar ayuda a terceros, lo que en ocasiones podría derivar en abusos.
 
Por lo anterior, resulta vital que este sector de la población conozca y se familiarice con los productos y servicios financieros, que le permita un uso eficiente y controlado de su dinero, expone la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
 
Señala que aún es posible modificar la relación con el dinero mediante aspectos como la realización de un presupuesto y la planeación de metas.
 
De acuerdo con algunas encuestas, los mexicanos no prevén el futuro y datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) arrojan que 73 por ciento no ahorra para alcanzar la meta de percibir un ingreso similar al actual al momento de su retiro.
 
Dicha cifra es importante si se considera que el ahorro para el retiro podría ser insuficiente para cubrir necesidades de vivienda, vestido, alimentación y salud en la vejez.
 
De acuerdo con el estudio antes mencionado, solo 2.6 por ciento de los encuestados hizo una aportación voluntaria a su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).
 
Otros datos importantes revelan que 88 por ciento de los mexicanos tiene la creencia de que su pensión será igual o mayor que el salario que tienen actualmente, además 11.3 por ciento de las personas de más de 60 años está en pobreza multidimensional extrema.
 
Lo anterior, detalla, significa que 1.3 millones de adultos mayores viven en hogares en los que aun al utilizar todos sus ingresos no pueden comprar lo indispensable; además, en el país hay 7.1 millones de personas de mayores de 65 años y para 2050 se estima que esta cifra llegue a los 23.1 millones.
 
Así, de estar entre las personas que no hacen aportaciones voluntarias, sería recomendable comenzar a hacerlas a una edad temprana, ya que no establecen topes mínimos ni máximos y ofrecen diversos rendimientos y beneficios fiscales de deducibilidad que podrían incrementar el monto del ahorro con el paso del tiempo.
 
Luego de la jubilación laboral, el promedio de vida de los mexicanos es de 17 años y se estima que el dinero destinado al ahorro para el retiro durará en promedio nueve años; así, la edad promedio para iniciar con la planeación financiera para la jubilación y alcanzar una buena calidad de vida es a los 36 años, detalló otro estudio.
 
En cuanto a las personas que ya están próximas a su retiro o ya viven en ese periodo de su vida, es necesaria una buena organización financiera, expuso la Condusef.
 
Refiere que según una investigación, se debe elaborar un presupuesto diario, semanal o mensual en función de los ingresos que se perciban en la jubilación y priorizar en los gastos de vivienda, vestido, alimentación, salud y disfrute del tiempo libre.
 
Otro estudio, explica la Condusef, abunda que 91 por ciento de los adultos mayores cuenta con ingresos regulares, de los cuales, 24 por ciento proviene de la jubilación y 22 por ciento de la pensión alimentaria, solo por citar, 97 por ciento de los encuestados maneja por cuenta propia sus ingresos.
 
Lo anterior, explica, demuestra la importancia de inculcar en las personas mayores una cultura de educación financiera y aunque se piense que una vez retirados, los gastos de los pensionados disminuyen, otros tantos, como el de salud, aumentan.
 
Manejar un presupuesto y planeación de gastos es importante en cualquier etapa de la vida, sin embargo, en la vejez toma mayor relevancia ya que el dinero se vuelve un bien escaso, por lo que debe ser administrado con efectividad.
 
Además, las personas en la actualidad viven más tiempo que antes, por lo que sus ahorros para el retiro tienen que rendirles más; así, se debe realizar un inventario financiero para determinar el monto total con el que se cuenta y en función de eso planear cómo gastarlo.
 
Sin embargo, la regla número uno que todas las personas deben seguir, sin importar la edad, "es gastar menos de lo que ingresa", precisa la Condusef.


© 2020 Todos los Derechos Reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproducción total o parcial, incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.