Domingo 23 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
espectáculos

Muere Kabosu, la perrita detrás del meme de 'Doge'

Infobae | 24/05/2024 | 13:50

Kabosu, la famosa perra de raza shiba inu que se convirtió en un ícono de los memes y en la cara de la criptomoneda Dogecoin, falleció este viernes en Japón. Atsuko Sato, su dueña, confirmó la noticia en su blog y redes sociales, destacando que Kabosu murió de manera tranquila y sin sufrimiento mientras recibía sus caricias. Con su partida, el mundo digital pierde a uno de sus personajes más queridos y reconocidos.
 
La popularidad de Kabosu despegó en 2010 cuando Sato, una maestra de jardín de infantes, publicó una foto de su mascota recién adoptada con una expresión asombrada en su rostro y las patas cruzadas. 
 
Esta imagen se viralizó rápidamente, dando origen al famoso meme “Doge”. La figura de Kabosu, con su mirada peculiar, se convirtió en sinónimo de humor en internet y, con el paso del tiempo, se utilizó en miles de variantes en todo el mundo.
 
Además de su rol en el universo de los memes, Kabosu también inspiró la creación de Dogecoin en 2013, una criptomoneda que ganó un gran impulso gracias al apoyo del empresario Elon Musk. La imagen de la shiba inu se convirtió en el logo de la divisa digital, consolidando su estatus como un ícono cultural en la era moderna de la tecnología y las redes sociales.
 
Atsuko Sato se despidió de su querida Kabosu con un emotivo mensaje dirigido a sus seguidores: “Se fue muy tranquila, sin sufrir. Murió en paz mientras que la acariciaba. Muchas gracias a todos por vuestro apoyo a lo largo de los años. Estoy segura de que Kabosu fue el perro más feliz del mundo. Habrá una ceremonia a modo de funeral el próximo domingo, 26 de mayo”.
 
Kabosu sufría de dos serias enfermedades: leucemia crónica y colangiohepatitis aguda. La leucemia crónica es un tipo de cáncer que afecta la sangre y la médula ósea, aumentando anormalmente el número de glóbulos blancos debido a un malfuncionamiento genético.
 
Esta enfermedad debilita el sistema inmunológico del perro y puede causar cansancio, fiebre y pérdida de apetito. Por otro lado, la colangiohepatitis aguda es una inflamación de los conductos biliares e intrahépaticos, que son responsables de transportar la bilis del hígado. 
 
Esta condición es rara en perros pero más común en gatos, y puede provocar insuficiencia hepática, ictericia y vómitos.
 
Atsuko Sato, la dueña de Kabosu, había informado en varias ocasiones sobre el estado de salud de su mascota a través de redes sociales y su blog personal. En 2022, Sato reveló que los análisis de sangre realizados a Kabosu indicaban que estaba en una “condición muy peligrosa”. 
 
Publicó un reel en Instagram mostrando a Kabosu caminando lentamente con dificultad, pero manifestó su esperanza en que el cariño y apoyo de los seguidores ayudarían a su compañera de vida a reponerse: “Kabo-chan nos ha mostrado milagros muchas veces, esto no tiene fin. Ella nos mostrará de nuevo el milagro que dé esperanza a todos”.
 
En otra publicación, Sato ofreció más detalles sobre el diagnóstico de Kabosu. Explicó que el nivel hepático de la perra era muy malo, aunque los antibióticos podrían mejorar la situación. “Kabosu tiene apetito y ya puede beber agua”, añadió Sato, lo que indicaba que la perrita aún tenía momentos en los que se encontraba relativamente bien. 
 
Este mensaje, acompañado por una foto de Kabosu, tranquilizó momentáneamente a sus seguidores que estaban preocupados por su salud.