Jueves 20 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
nacionales

Perfilan Fiscal especial por violencia en Huitzilac

Reforma | 15/05/2024 | 19:45

Las ejecuciones al estilo de la mafia y la declaración de guerra entre células criminales en Huitzilac, Morelos, obligaron a la designación de un fiscal especial para investigar este fenómeno violento.
 
 Fuentes ministeriales dijeron a REFORMA que, tras la detección de nuevas alianzas criminales y el surgimiento de la llamada "Familia Morelense" -ligada a la Familia Michoacana-, las autoridades de la Fiscalía General del Estado perfilan a un fiscal especial para que se encargue de las pesquisas de primera mano.
 
 "Por todo lo que se ha generado en ese Municipio (Huitzilac) es necesaria una atención especial, en este caso una investigación dedicada", dijo una fuente sobre el tema.
 
 Huitzilac atraviesa por una violencia inusitada ahora entre células criminales.
 
 En meses pasados, ese municipio colindante con la Ciudad de México, de unos 24 mil habitantes, prendió focos rojos por una alza en robo de autos y atracos a visitantes, principalmente a la zona de Tres Marías, lugar turístico por sus alimentos típicos.
 
 Sin embargo, a finales de abril, la violencia se agudizó con la supuesta llegada de células de la Familia Michoacana, liderada por "El Pez" y "El Fresa".
 
 Incluso, en esos días, varias narcomantas fueron colgadas en Cuernavaca para dar la "bienvenida" a paseantes.
 
 "Los señores Don Pez y Don Fresa le dan la bienvenida. Cuernavaca, Morelos", se leyó en las mantas, en alusión a los hermanos Johnny y José Alfredo Olascoaga Hurtado, identificados como líderes de la Familia Michoacana.
 
 Su presencia en Morelos significó una declaración de guerra en contra de "Los de Siempre", "Unión Morelense" o "Los Mayas", una organización asentada en la zona metropolitana de Cuernavaca y liderada por Abel Maya, lugarteniente del extinto Arturo Beltrán Leyva "El Barbas", abatido en la capital de Morelos en 2009.
 
 "La plaza tiene dueño y es de la Familia Michoacana, aquí mandamos nosotros, ni 'El Barbas', ni 'Los de Siempre', ni los que dicen llamarse Unión Guerrerense y Morelense (...)", advirtió ese grupo criminal en una narcomanta.
 
 La llegada de esa agrupación coincidió con la ejecución, el 29 de abril, de un supuesto lugarteniente de "Los Mayas" a las afueras de una plaza comercial de Cuernavaca.
 
 Al día siguiente fue rematado un sujeto dentro de un hospital privado, también en la capital morelense. El hombre había librado un ataque a balazos tres días antes.
 
 Según las pesquisas preliminares "Los Mayas" y La Familia Michoacana también se pelearon por el control de Huitzilac.
 
 Para ello, confrontaron a las diversas células que operan en la zona de Tres Marías, varias de ellas disminuidas por la falta de armas y sicarios.
 
 En dos ataques, registrados el 1 y el 10 de mayo, seis personas fueron asesinadas en Huitzilac a plena luz del día y frente a comensales.
 
 "Esto es sólo una probadita de que ya estamos aquí la FM (Familia Michoacana), tú Guarneros (José Antonio Ortiz Guarneros, jefe de la Policía de Morelos) déjate de mamadas que sabes bien que estamos aquí, así como proteges a Abel Maya", se leyó en otra narcocartulina asegurada por la Comisión Estatal de Seguridad.
 
 El 12 de mayo, un comando acribilló a un grupo de ocho hombres en el centro de Huitzilac. Los sicarios utilizaron fusiles automáticos de alto poder.
 
 Fuentes militares advirtieron que se trata de delincuentes que conocen de armas, una diligencia que se lleva por separado.
 
 "Por el armamento y la forma de disparar, este tipo de personas fue entrenada para este tipo de emboscadas", aseguró un mando militar en Cuernavaca.
 
 Esa masacre dividió a las células que operan en Huitzilac. Unas se sumaron a las filas de "Los Mayas", pero otras formaron la Familia Morelense, con la batuta de la Familia Michoacana.
 
 En la zona rural de Huitzilac, añadieron las fuentes, 320 elementos de la Guardia Nacional y del Ejército realizan patrullajes para la detección de convoyes con hombres armados a bordo.