Jueves 20 de Junio de 2024 | San Luis Potosí, S.L.P.
internacionales

'Tratar de desalojarnos, esa fue la respuesta': Estudiantes propalestinas

Agencia Reforma | 08/05/2024 | 08:52

Los estudiantes todavía no montaban el campamento contra la guerra en Gaza cuando las autoridades de la Universidad de Indiana (IU, por sus siglas en inglés) ya estaban buscando cómo desmantelarlo.
 
 Como Malaika Khan, decenas de estudiantes de esta casa de estudios se reúnen y acampan en un área del campus conocida desde hace décadas como Dunn Meadow. Es una extensa área verde que históricamente ha sido punto de reunión y manifestación de los universitarios, pero también de descanso y recreación. Ahí, en el pasado, se han realizado conciertos, festivales y se han impartido clases al aire libre. No es muy distinto a lo que se ve hoy en día en medio del campamento por una "Palestina libre", como claman los estudiantes.
 
 En un recorrido que Khan dio a Grupo REFORMA, se constató la presencia de los universitarios, en su mayoría de Licenciatura, sentados y conviviendo en el campamento. Algunos haciendo obras artísticas, otros entregando panfletos.
 
 Los estudiantes cuentan con un área de medicinas y artículos de primeros auxilios que, dijo Khan, han sido donados por la comunidad. También hay una zona de comida.
 
 "Estamos muy agradecidos por los médicos voluntarios que cuidan de nosotros", explicó la estudiante.
 
 "Toda la comida es donada por miembros muy generosos de la comunidad. La política es: Toma lo que quieras y deja lo que puedas".
 
 También cuentan con una selección de libros donados y que en su mayoría, destacó Khan, tratan sobre "libertad colectiva", este concepto que parte del hecho de que no puede existir libertad si un sujeto se la concede al otro.
 
 "Estamos aquí por el principal propósito de Gaza, pero queremos educar a la gente sobre por qué esto es importante y por qué esta protesta es tan significativa", subrayó.
 
 Ella como otros manifestantes pasan la noche en el campamento, pero, aclaró, cada quien tiene libertad de decidir cómo participar en el movimiento según sus comodidades.
 
 Algunas tardes proyectan películas, otras reproducen música palestina o tocan tambores y cantan música de protesta. También bailan Dabke, un popular baile árabe.
 
 La coalición IU Divest ha dejado claras sus demandas a la administración universitaria: "primero, la dimisión de algunos funcionarios de la universidad que han sido cómplices del genocidio en Gaza y de la represión del movimiento propalestino; segundo, transparencia en las inversiones financieras para que los universitarios sepan dónde se encuentran las inversiones de IU y si están vinculadas con un aliado de Israel, y tercero, la desinversión de Crane Naval Surface Warfare Center, que es una de las únicas empresas en las que los estudiantes saben que IU tiene inversiones y que es cómplice del genocidio".
 
 Esencialmente, lo que los estudiantes de IU exigen, como los de muchas otras universidades, es que su casa de estudios retire inversiones de compañías que tienen vínculos con Israel y que de alguna manera estarían financiando la guerra.
 
 Si bien el campamento en la Universidad inició apenas hace unas semanas, el movimiento IU Divest ya llevaba unos meses gestándose.
 
 "Cuando comenzó la guerra básicamente sabíamos que teníamos que hacer algo porque vimos que esta administración es cómplice (del genocidio) y, por lo tanto, todos somos cómplices, porque es el dinero de nuestra colegiatura el que se destina a estas inversiones", explicó la joven musulmana.
 
 Pero hasta el momento, dijo Khan, no han recibido respuesta a sus demandas.
 
 "La única respuesta que hemos recibido es tratar de quitarnos, y hacer que nos vayamos. Trajeron a la Policía estatal quienes trataron de desalojarnos, maltrataron a estudiantes, tenían un francotirador en el techo, equipo antidisturbios, trajeron eso para unos pocos manifestantes pacíficos", subrayó.
 
 Más de 56 personas han sido arrestadas desde que comenzaron las protestas en el campus, y a aquellos estudiantes detenidos se les ha prohibido la entrada a las instalaciones universitarias por un periodo de entre uno y 5 años. La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) presentó una demanda en contra de la universidad en nombre de tres manifestantes.
 
 Dunn Meadow es un área del campus que ha sido punto de protestas desde 1969, pero la Universidad hizo un cambio de política de último minuto para prohibir la manifestación de IU Divest y permitir el ingreso de la Policía.
 
 "Cambiaron las políticas para no permitir nuestra protesta y eso fue la noche antes de que nos instaláramos, porque sabían que estábamos protestando. Ni siquiera nos informaron del cambio, sólo enviaron un correo a los profesores, y el sitio web todavía no estaba actualizado. Al día siguiente, aparecieron con la Policía diciendo que esto va en contra de la política de la universidad", explicó Khan.
 
 A decir de la vocera de IU Divest, la universidad privilegia sus "relaciones de negocios".
 
 "Ponen sus trabajos por encima del genocidio que está ocurriendo", expuso.
 
 Cuestionada sobre los reportes de que el antisemitismo se está esparciendo por los campus de Estados Unidos, Khan dijo que hay una "idea errónea de que el antisionismo es antisemitismo".
 
 "Son dos cosas completamente diferentes", sostuvo.
 
 El ambiente es de tensión en el campus, y el movimiento IU Divest se ha enfrentado a contramanifestantes, dijo la vocera, pero "hacemos todo lo posible para desescalar y no involucrarnos".
 
 "Todo lo que hacemos aquí es por Gaza. Pensamos quedarnos aquí hasta que nuestras demandas sean atendidas o que la administración muestre intenciones de atenderlas", advirtió.