Home > Futbol Internacional

Final de Copa Africana es mucho más que Mahrez vs Mané

AP | 17 Julio 2019 | 19:50

Djamel Belmadi se dejó caer de rodillas, con los ojos cerrados y los brazos alzados luego que el gol de Riyad Mahrez a segundos del final instaló a Argelia en la final de la Copa Africana de Naciones por primera vez en 29 años.

Unas dos horas antes, el técnico senegalés Aliou Cisse celebró de manera casi idéntica al avanzar al partido más trascendental del fútbol africano y la oportunidad a darle un primer título a su país.

Fue impresionante como dos técnicos que son buenos amigos, jugaron entre sí cuando eran futbolistas y que nacieron con apenas un día de diferencia, expresaron su gozo con gestos similares.

La final de la Copa Africana en El Cairo será encabezada por los astros de los dos equipos en la Liga Premier inglesa: el senegalés Sadio Mané de Liverpool y el capitán argelino Mahrez de Manchester City. Ambos han respondido a sus credenciales, con actuaciones de máximo nivel en el torneo.

Para Mané, ganador de la Liga de Campeones, y Mahrez, campeón de la Premier, será una temporada para disfrutar. Ambos tienen tres goles en Egipto y pueden aumentar la cuenta para al menos uno de ellos.

Pero se trata de mucho más que Mané vs. Mahrez.

Los técnicos tienen historias cautivadoras. Con 43 años de edad, son jóvenes como técnicos. Se pasaron sus años formativos creciendo y jugando en Francia, donde se conocieron. Son exjugadores de sus selecciones nacionales que se convirtieron en técnicos, algo poco común en África.

Es también raro que hayan llegado al pináculo casi monopolizado por técnicos extranjeros. En 31 Copas Africanas previas, ha habido solamente cuatro finales con dos técnicos africanos. La última fue en 1998 y antes de eso en los 60 y los 70.

“Es un gran mensaje de que hemos enviado a aquellos responsables por el fútbol en todos los países en África. Es increíble”, dijo Belmadi. “Conozco a Cisse desde hace mucho tiempo. Solíamos jugar uno contra el otro en Francia. Jugar esta final contra Senegal, contra mi amigo, es increíble”.

Belmadi jugó por Argelia a inicios de los 2000. Ha sido técnico por menos de un año, pero ha llevado al equipo a la primera final desde que el país ganó su único título, en casa en 1990.

Senegal no tiene títulos, con una derrota en la final de 2002, cuando Cisse falló un penal decisivo.

Cisse fue el capitán del equipo de 2002, que llegó a cuartos de final en la Copa de Mundo cuatro meses después y es uno de los mejores en la historia del continente.

“Tengo confianza ilimitada en mis jugadores y siento que quieren lograr algo grande”, dijo Cisse. “Han hecho lo necesario para ganar. Mis jugadores me dijeron que serán mejores que nosotros (en el 2002) y lo han sido”.

Senegal llegó como uno de los favoritos y es el de mejor ranking en África. Argelia llegó inadvertido, pero les expectativas son grandes ahora, con miles de sus hinchas en El Cairo.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2019 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.