Home > Atl?tico Noticias

Entre remontadas y frustración, el recuerdo del San Luis vs Mérida del 2004

Carlos Armando López | 23 Abril 2019 | 20:26

Acostumbrados a los escenarios difíciles, a la lucha cada minuto en la tribuna y el terreno de juego, el hambre de triunfo motivaba al Club San Luis en el Apertura 2004, buscando su pronto regreso a la Primera División. Han pasado 15 años y el panorama no ha cambiado en absoluto para el futbol potosino. Distintos colores, misma ilusión y mismo rival como escollo en el camino al Máximo Circuito. 

La noche del 4 de diciembre del 2004 es una de las fechas marcadas con letras de oro en el corazón de la afición potosina.  El último antecedente en liguilla entre Mérida y San Luis significó un duelo inolvidable marcado por un apagón, agresiones al cuerpo arbitral y una de las más grandes remontadas vividas en el Alfonso Lastras. La historia del 4-3 que marcó el rumbo hacia el ascenso tras 'un año en el infierno'   

Pactado a las 19:00 horas, el duelo de vuelta tuvo un retraso de 15 minutos debido a uno de los ya acostumbrados apagones en el 'Coloso de Valle Dorado'. San Luis saltaba al campo con: Edgar Hernández en el arco, Arturo Olvera, David Cervantes, Cañete y Venegas en la zaga. La media compuesta por 'Jagger' Martínez, Nacho Torres, Alvin Mendoza y Ulises González, finalmente, la dupla Giménez-Ariel en ataque.

A falta de 12 minutos para el final, Mérida ganaba por 2-3 (4-2 en el global) y San Luis jugaba con diez tras la expulsión de Cañete; el empuje auriazul los hizo reaccionar ante la adversidad, logrando empatar la serie con tantos de Cervantes y Giménez al 77 y 84, respectivamente.  

En la compensación comenzó el 'bochorno'. A los 92, Abramo Lira pitó un penal en favor de San Luis y el equipo completo de Mérida se fue encima a reclamar. Jorge Nicasio Torres en su frustración, tiró una patada a la espinilla del colegiado. En su coraje, Jorge Audé, DT visitante, ingresó al campo para decir al cuerpo arbitral: 'Señal divina. Lo va a fallar. Ya me voy'. Pero Ariel no falló y el Lastras explotó con la espectacular remontada. El referí abandonó la cancha escoltado por la policía.

En el vestidor potosino, los jugadores de Mérida descargaron su furia destrozando todo a su paso. Lavabos, camas de masaje, puertas y paredes. Hicieron pintas donde se leía 'Pin.. San Luis', 'Rateros p...' y 'ladrones'. El cuadro yucateco se dio el lujo de seguir su pelea con los colegiados pateando la puerta de su camerino, por ello, los cuerpos de seguridad determinaron que el cuerpo arbitral debía abandonar el estadio hasta pasada la medianoche.

Un recuerdo agridulce entre la gloria de la remontada y el escándalo del Mérida. Quince años después, se miden dos franquicias distintas a aquellas que se vieron las caras en el Apertura 2004, sin embargo, los más apasionados tienen en el corazón aquel dulce momento.

 
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2019 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.