Home > Internacionales

Jakob logra en 3.000 la primera mitad del doblete

EFE | 02 Marzo 2019 | 15:14

 La familia Ingebrigtsen conquistó dos medallas de una tacada en la final de 3.000 metros de los Europeos en sala: Jakob logró el primer oro del doblete que persigue en Glasgow y su hermano mayor, Henrik, se conformó con el bronce pese a que se arrojó sobre la raya en busca de la plata.

El menor de la saga venció sin despeinarse. Llegó a la meta destacado, sin el menor signo de fatiga, para ganar el oro con un tiempo de 7:56.15. Por detrás, su hermano libró -y perdió- el pulso con el británico Chris O'Hare, que arribó segundo con 7:57.19, en la misma centésima que Henrik.

Al día siguiente de adquirir sendas plazas de finalista en 1.500 y 3.000 ganando sus series con sólo 80 minutos de diferencia, Jakob Ingebrigtsen logró en la carrera más larga del programa bajo techo la primera parte del doblete en sala que se propone obtener en Glasgow un año después de alzarse en Berlín con los títulos continentales de 1.500 y 5.000 al aire libre.

No estaba en la final el campeón anterior, el español Adel Mechaal, que había renunciado a defender el título pese a estar primero en el ránking europeo con sus 7:45.56 de Boston. Tampoco había ningún otro español, algo que no sucedía desde Atenas'85, hace 34 años.

El morbo residía en contemplar el comportamiento de los hermanos noruegos, Henrik, el mayor, de 28 años, y el irreverente chico, de 18, que gusta de chocar la mano a sus deudos en plena carrera.

A tres vueltas del final los Ingebrigtsen abrieron por delante un pequeño hueco pero, mientras Jakob mantenía la distancia, Henrik se fue agarrotando y terminó siendo víctima de O'Hare.

Este domingo, Jakob, salvo catástrofe o descalificación, rematará el doblete con una nueva victoria, la de 1.500. 

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2019 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.