Home > Internacionales

Muguruza vence a Konta pasada las 3 am en Australia

AP | 17 Enero 2019 | 13:39
Garbiñe Muguruza finalmente ganó el que se presume fue el partido que más tarde comenzó en la historia del Abierto de Australia, al superar a Johanna Konta por 6-4, 6-7 (3), 7-5. Fue un maratón que comenzó a las 12.30 de la madrugada y concluyó a las 3.12 del viernes.
 
“No es lo ideal para nadie. No me parece que sea lo ideal para cualquiera estar en algún tipo de actividad física cuando es la hora de estar durmiendo”, dijo la británica Konta. “Las dos estábamos en las misma, así que nos tocó lidiar con el mismo reto”.
 
Si acaso un centenar de espectadores ocuparon las butacas de la arena Margaret Court, que tiene capacidad para 7.500 aficionados. Una mujer se apoderó de tres butacas para una pequeña siesta.
 
“No puedo creer que hay gente viéndonos a las 3.15”, dijo Muguruza, dueña de dos títulos de Grand Slam en una entrevista a pie de cancha.
 
“¿A quién le puede importar”, añadió en tono de broma la hispano-venezolana.
 
El partido por la segunda ronda se tardó debido a que la sesión vespertina se alargó más de lo esperado. Venus Williams empleó tres sets para ganar su partido en la cancha — y el primer duelo de la sesión nocturna fue uno de la rama masculina que se extendió a cinco sets. Konta dijo que se planteó trasladar el partido a la Cancha 3, pero que las gaviotas que pululan por la zona había dejado la superficie sucia con sus excrementos.
 
Según una portavoz del Abierto de Australia, Muguruza y Konta contaron con la opción de que se limpiara la Cancha 3, lo cual hubiera tomado 15 minutos. Pero las jugadoras se enteraron que había pronóstico de lluvia, así que decidieron quedarse en la Margaret Court por tener techo a diferencia de la 3.
 
El torneo informó que el partido que más tarde había comenzado antes en Melbourne fue a las 11:59 de la noche. Ese fue un duelo entre Elise Mertens y Daria Gavrilova recién el año pasado.
 
¿Y el récord del partido que más tarde terminó? Fue a las 4.34 de la madrugada para el enfrentamiento de 2008 entre Lleyton Hewitt y Marcos Baghdatis.
 
“Lo cierto es que tuvimos un partido bien entretenido”, dijo Konta sobre su derrota con escaso público. “Una pena que la gente no pudo disfrutarlo de día”.
 
Muguruza, una ex número del mundo que es la 18va cabeza de serie del torneo, pudo capitalizar las únicas dos oportunidades de quiebre que dispuso en el partido, incluyendo el último juego.
 
Cuando se lo consultó sobre lo que iba a hacer de inmediato, Muguruza dijo tener un plan sencillo: desayunar.
 
Quizás la más beneficiada de la noche inacabable podría Timea Bacsinszky, la suiza que enfrentará a Muguruza el sábado por una plaza en los octavos de final.
 
La victoria de Bacsinszky el jueves culminó más de 10 horas y media antes del triunfo de Muguruza, quien ganó el Abierto de Francia en 2016 y Wimbledon en 2017, pero que nunca ha pasado más allá de los cuartos de final en Australia.
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2019 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.