Home > Futbol Internacional

Un penalti a lo 'panenka' de Aduriz da al Athletic un triunfo vital

EFE | 10 Diciembre 2018 | 18:55

 Un penalti a lo 'panenka' de Aritz Aduriz en el añadido dio este lunes al Athletic un triunfo vital (1-0), una victoria más que merecida y reparadora que además dio el brillo que se había ganado el equipo bilbaíno en el debut en Liga y en San Mamés de Gaizka Garitano.

Aduriz demostró de qué pasta esta hecho y lo que necesario que es para su equipo respondiendo en el momento decisivo, a la hora de tener que transformar desde los once metros el claro penalti sobre Iker Muniain de su 'hermano' Jonas Ramalho.

Desde el punto de penalti fue la única manera que tuvieron Aduriz y el Athletic de batir a un Gorka Iraizoz que, con no menos de media docena de paradas decisivas, había amargado la noche a sus excompañeros.

El equipo bilbaíno acabó con unas estadísticas a su favor que debieron ser demoledoras ya antes del gol en el añadido. Un total de 25 remates y 11 córneres, por 3 y 0 del Girona.

Con la victoria, el Athletic se pone en puntos, que no en puestos todavía, de permanencia, y rompe una racha de trece partidos seguidos de liga sin ganar. La peor racha de su historia. El Girona, por su parte, perdió por primera vez fuera de casa en lo que va de temporada, pero que sigue con ambiciones europeas.

Con San Mamés dispuesto a llevarle en volandas, el Athletic comenzó decidido a asediar el área visitante, donde Aduriz no paró de percutir y percutir en el arranque y el que fuera su compañero Iraizoz de parar y parar.

Hasta tres veces apareció el portero navarro en el primer cuarto de hora para malograr remates claros de gol. El primero parecía que inapelable, un disparo de Williams que despejó a córner.

Las dos siguientes de Iraizoz fueron ya ante Aduriz, primero un cabezazo que mandó a córner rectificando su posición y después en disparo escorado ya cerca del área pequeña que dio en la mano de un defensor antes de lo que despejase el meta de los hoy de amarillo.

Probablemente la acción del jugador del Girona fue involuntaria, pero el balón le fue directamente a la mano y extrañó que el VAR no entrase en una jugada sin rechace por medio, al menos para que la revisase desde el césped Prieto Iglesias.

Precisamente eso fue lo que ocurrió en la primera contra gerundense, que acabó en gol de Stuani después de un resbalón de Núñez en la carrera de Portu, que cedió al uruguayo para que marcase. Prieto Iglesias dio el gol pero el VAR le pidió revisar la jugada y la mano clara de Stuani dejó en nada el tanto, ya con el balón en el círculo central para que el Athletic sacase.

Fue el arranque de los mejores minutos de la primera mitad del Girona, que buscó el 0-1 en disparos de Borja García, bien detenido por Iago Herrerín, Pons y Porro. Estos dos últimos sin opciones.

Recuperó resuello el Athletic y se lanzó de nuevo a por la meta rival, donde ni Williams ni Aduriz ni Núñez ni Raúl García fueron capaces de siquiera rozar un córner cerradísimo que pedía a gritos un ligero empujón para que significase el 1-0.

No llegó en esa jugada y tampoco en otra posterior que significó el cuarto paradón de Iraizoz antes del descanso. En esa ocasión a un disparo cruzado de Córdoba que parecía colarse.

Primera parte de presión, intensidad y remates de los locales, infructuosa ante Iraizoz, que fue un muro.

No se paró el meta formado en el Chantrea antes de recalar en Lezama, ya que en la continuación siguió amargando la noche a sus excompañeros. Que no cejaron en su ataque.

Hasta siete veces se acercaron con peligro al área visitante los leones en el primer cuarto de hora de la segunda mitad. Y en las dos más peligrosas apareció de nuevo el navarro.

Primero para cerrar espacios a Capa en su cabalgada hasta el primer palo llegando desde la banda a la línea de fondo, y después para despejar bajo palos el remate que se colaba de Yeray al enésimo córner botado por Beñat.

El Girona, desaparecido y sin apenas salidas de su medio campo destacables, parecía esperar que el Athletic se agotase y, con el paso de los minutos, cediese ante la ansiedad por su necesidad de ganar ante su delicada situación.

Lejos de hacerlo, el Athletic intensificó su dominio y sus ansias de ganar, que se tradujeron en nuevas ocasiones.

La más importante un impresionante cabezazo en las nubes de Aduriz que se estrelló en el palo, tras ser rozado por Iraizoz.

Cuando ya parecía que el esfuerzo del Athletic quedaba en casi nada, llegó el penalti de Ramalho a Muniain, el 'panenka' de Aduriz -su primer gol en liga de lo que va de curso- y la felicidad en San Mamés como si de haber ganado una final se hubiese tratado.



- Ficha técnica:

1 - Athletic: Iago Herrerín; Capa, Yeray, Unai Núñez, De Marcos; Williams (Susaeta, m.61), Dani García, Beñat (San José, m.75), Córdoba (Muniain, m.82); Raúl García y Aduriz.

0 - Girona: Iraizoz; Pedro Porro, Ramalho, Bernardo, Juanpe, Granell; Pere Pons, Aleix García (Douglas Luiz, m.62); Borja García, Portu (Lozano, m.71); y Stuani (Doumbia, m.89).

Goles: 1-0, m.91: Aduriz, de penalti.

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Beñat (m.55), Núñez (m.74), Capa (m.81), y al visitante Juanpe (m.83).

Árbitro VAR: Cordero Vega (Comité Cántabro).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de Primera División, disputado en San Mamés ante 34.060 espectadores, según datos oficiales.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2019 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.