Home > Futbol Nacional

Veracruz prefiere ser multado a refuerzos

Record | 05 Diciembre 2018 | 16:15
Haber eliminado el descenso en Liga MX le abrió la puerta al Veracruz para arriesgarse a invertir poco este torneo, pues les sale más barato pagar la multa por quedar último de la porcentual que armar un equipo de calidad para pelear la salvación.
 
Robert Dante Siboldi, el técnico con el que la directiva del Puerto entabló negociaciones para dirigir el siguiente torneo, se dio cuenta de la pobreza del proyecto deportivo y del bajo sueldo que pretende pagarle la familia Kuri, por lo que frenó su llegada.
 
La conferencia para anunciarlo como timonel escualo estaba pactada para este martes; sin embargo, a falta de un acuerdo con el entrenador campeón con Santos el torneo pasado, se pospuso el anuncio. La directiva encabezada por el exdiputado Fidel Kuri Grajales sigue tratando de convencer al uruguayo de aceptar la oferta final que le pusieron en la mesa.
 
La idea de Kuri, propietario del Veracruz, es realizar la inversión más baja posible en el club, jugarse el siguiente torneo con más juveniles que futbolistas consagrados.
 
Varios mexicanos con contrato vigente, titulares hasta el torneo anterior, la directiva les avisó que no era necesario reportarse con el resto del plantel. Una fuente al interior del conjunto jarocho reveló al medio Récord que la intención es renegociar sus contratos, con nuevas condiciones, con un salario menor al percibido actualmente, o buscarles acomodo en otros equipos.
 
Algo similar sucedió con los extranjeros, pues la mayoría ya sabe que no entra en planes y varios ya viajaron a sus países de origen con maletas hechas. Se despidieron de Veracruz a pesar de que algunos también tenían contrato. A los foráneos de mayor valor en el mercado, como Pedro Gallese y el Polaco Menéndez, se busca venderlos a buen precio. A la familia Kuri le urge que entre dinero.
 
Al anterior técnico, Hugo Chávez, quien relevó de emergencia al chileno Juvenal Olmos tras su pésimo trabajo, le prometieron continuidad para el certamen que inicia en enero; sin embargo, hace algunas semanas le cambiaron el plan de pretemporada y días después le anticiparon que podrían contratar a un nuevo estratega. Hoy sigue a la espera que se defina el futuro.
 
En caso de quedar último de la tabla de porcentajes, Veracruz, o cualquier equipo que no sea Lobos BUAP, deberá pagar una multa de 6 millones de dólares, cifra inferior a lo que significaría armar un equipo medianamente competitivo en Liga MX. Por ello, la directiva de los Tiburones Rojos prefiere buscar un milagro con un plantel limitado en experiencia, pero más barato que el costo de traer calidad o la sanción económica por ‘perder la categoría’ sin ‘perder la categoría’.
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.