Home > Internacionales

Cora orgulloso ser primer manager boricua en Serie Mundial y amigo de Roberts

EFE | 22 Octubre 2018 | 21:46

El béisbol latinoamericano tendrá un protagonismo histórico en la 114ª edición de la Serie Mundial que, desde mañana, jugarán los Medias Rojas de Boston, con su piloto novato, el boricua Alex Cora, que se ha convertido en el primer profesional de su país que guía a un equipo al "Clásico de Otoño".

Cora, de 43 años, está "feliz" y lleno de orgullo ante el hito, en el que se medirá a su gran amigo, Dave Roberts, hoy manejador de los Dodgers de Los Angeles, equipo al que ambos pertenecieron como peloteros en 2004.

Cora es consciente de todo el significado que tiene su figura como máximo responsable de los Medias Rojas y hoy, en la rueda de prensa, lo admitió, pero también reconoció que su misión y responsabilidad es hacer bien el trabajo para que el equipo consiga el título.

"Sé todo lo que significa Puerto Rico y cómo me siento identificado con los nuestros en ayudar en todo lo que puedo", destacó Cora, aunque agregó que no debe "perder la perspectiva" sobre cuál es su "responsabilidad profesional".

Esta fue la que adquirió hace casi un año, cuando fue contratado como piloto de Boston, después de haber estado una temporada como entrenador reserva de los Astros de Houston con los que disfrutó de su segundo anillo de Serie Mundial tras obtener el primero en 2007 como pelotero de los Medias Rojas.

El de Caguas pidió que la directiva del equipo le ayudara a llevar ayuda humanitaria a Puerto Rico tras el paso del huracán María por su país en septiembre de 2017.

Desde entonces no ha dejado de preocuparse por la realidad que viven los damnificados, mientras que en el terreno deportivo su labor al frente de los Medias Rojas ha sido excepcional, incluida la nueva marca de la franquicia con 108 triunfos en temporada regular.

Ahora, Cora intentará seguir haciendo historia, siendo el primer boricua que consiga el título de la Serie Mundial como manejador y el segundo latinoamericano después que en 2005 lo lograse el venezolano Ozzie Guillén, con los Medias Blancas de Chicago.

Al tiempo que reflexiona sobre el significado de ser un pionero como dirigente puertorriqueño, también trata de mantenerse firme en su intento de ganar un campeonato con los Medias Rojas.

"Tengo un trabajo que hacer y mi responsabilidad es ser el dirigente de los Medias Rojas de Boston", analizó Cora, quien elogió a Roberts tanto dentro como fuera del diamante.

"Desde que nos conocimos como peloteros con los Dodgers hemos sido grandes amigos y eso es algo importante como personas y profesionales", subrayó.

El piloto boricua también tuvo tiempo para bromear en torno a la figura de Roberts como el pelotero que hizo historia con los Medias Rojas en 2004 cuando se robó una base que fue el inicio de una remontada histórica ante los Yanquis de Nueva York en el cuarto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana que perdían por 0-3 al mejor de siete.

Desde entonces forma parte de la historia de los Medias Rojas.

Cora también admitió que disputar la Serie Mundial entre dos equipos históricos como son los Medias Rojas y los Dodgers será algo muy "beneficioso" para el deporte del béisbol profesional.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.