Home > Internacionales

Tannehill quiere que sus Dolphins mejoren ante Bears

ESPN | 11 Octubre 2018 | 20:15
La afición local aún ama a Ryan Tannehill, incluso si lo fans de los Miami Dolphins no han tenido mucho que celebrar últimamente.
 
El nivel de Tannehill ha bajado en las semanas recientes y él lo sabe. Sus malas actuaciones en las terribles derrotas de las últimas dos semanas, lo que ha inspirado a sus detractores a decir que el 2018 será la temporada final en la era de Tannehill con los Dolphins.
 
Para silenciar las críticas, tendrá que mejorar dramáticamente el domingo para Miami (3-2) contra los Chicago Bears (3-1) y su defensiva N° 2. Y podría no tener mucha ayuda al frente, con dos linieros fuera por el resto de la temporada y el tackle izquierdo Laremy Tunsil limitado en las prácticas luego de sufrir una conmoción cerebral en la derrota del domingo ante los Cincinnati Bengals.
 
La ofensiva de Tannehill ha anotado sólo un touchdown en los últimos dos partidos. Tuvo tres pérdidas de balón en la segunda mitad contra los Bengals, con dos de ellas devueltas para touchdown.
 
"Tengo que jugar mejor", declaró Tannehill. "Tengo que cuidar el balón. A eso se reduce, eliminar las entregas. Si las elimino estaremos en buena forma".
 
Hacerlo con la línea ofensiva tan golpeada será un reto, porque la opinión general con Tannehill es que es propenso a tomar malas decisiones cuando enfrenta la presión.
 
Este año ese problema ha apareciendo recientemente para Tannehill, aseguró el entrenador en jefe Adam Gase.
 
"Creo que fuimos buenos en las primeras tres semanas", indicó Gase. "Tuvo algunos pases de touchdown cuando enfrentó presión. Sólo tuvimos un par de malas elecciones, sobre todo en este último partido".
 
Gase ha defendido a Tannehill desde que se convirtió en entrenador en jefe en el 2016 y no hay señales que se esté terminando la lealtad. Los mariscales de campo suplentes no son Brock Osweiler Y el poco probado David Fales, así que no ha habido especulación que Tannehill podría ser enviado a la banca.
 
Sin embargo, su impacto en el tope salarial en el 2019 es de 26.6 millones de dólares, lo que seguramente influirá en la decisión de los Dolphins de traerlo de vuelta el próximo año.
 
Tannehill dijo que puede mejorar moderando su tendencia a ser demasiado agresivo por momentos en sus decisiones.
 
"Eso es lo que me metió en problemas la semana pasada", indicó. "Es difícil, ¿no? Quiero seguir al ataque. Quiero ser el agresor. Eso es algo en lo que tengo que trabajar y mejorar".
 
Luego de 82 inicios en su carrera, Tannehill aún sigue prometiendo mejorar.
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.