Home > Internacionales

Pogba realza la diferencia entre el United y Young Boys

EFE | 19 Septiembre 2018 | 20:22

Dos goles y una asistencia del francés Paul Pogba bastaron al Manchester United para solventar sin contratiempos su puesta en escena en la Liga de Campeones, en Suiza, ante el Young Boys, incapaz de poner en aprietos a un rival inseguro en el arranque del curso (0-3).

El conjunto de Jose Mourinho tuvo un estreno plácido en la competición. Le bastó el talento de Pogba, exigido por su técnico pero que cada semana le responde con aportaciones decisivas. Como en Berna.

El Manchester mantuvo el tipo al inicio y controló el fervor con el que el conjunto suizo asumió el partido. Aún así, el Young Boys dio un par de sustos al equipo de Jose Mourinho, que tardó en sosegarse y establecer el control en el juego.

El líder de la Liga de Suiza careció de precisión a los siete minutos un pase de Kevin Mbabu fue mal rematado por el francés Guillaume Hoarau.

Al cuarto de hora, el conjunto del técnico de ascendencia española Gerardo Seoane tuvo el gol cerca. Fue el guineano Mohamed Ali Camara el que remató cerca de la escuadra para culminar un centro de Djibril Sow.

El entusiasmo del equipo de Berna se diluyó y el Manchester United tiró de calidad. Aprovechó la inocencia suiza. Especialmente en defensa y a los veinte minutos ya propinó el representante inglés su primera amenaza seria con un tiro al poste de Marcus Rashford a pase de Luke Shaw.

Fue un aviso. Al rato apareció Paul Pogba, dueño poco a poco del centro del campo, para romper la igualdad. Fue en un tiro desde la media luna, a donde llegó tras una combinación con el brasileño Fred.

El equipo de Jose Mourinho ya tenía el partido donde quería mientras el Young Boys buscó la reacción sin orden.

Al borde del descanso amplió su ventaja el United, que dejó atrás las dudas con las que irrumpió en la temporada y que le condicionan en la Premier.

Fue de penalti, transformado por Pogba. Kevin Mbabu dio el balón con la mano dentro del área. El francés, que se lo tomó con calma, no falló.

La brecha era demasiada grande para el representante helvético, con menos experiencia y recursos que un rival acostumbrado a citas de este tipo y habitual en la competición.

Un par de acciones Roger Assalé mal finalizadas, que dejaron en evidencia a la zaga visitante, pudieron animar el marcador y poner en entredicho la superioridad inglesa.

Pasada la hora de partido el United echó el cierre al partido. Llegó el tercero, obra de Marcus Rashford, que recibió un pase dentro del área de Pogba. Su disparo fue desviado por Mohamed Aly Camara, que despistó al meta David von Ballmoos.

El Young Boys bajó los brazos y el Manchester United desaceleró. Con el partido roto, Mourinho gestionó su banquillo para próximos compromisos. Retiró primero a Fred y Rashford y después reservó a Pogba, el hombre que había resuelto el partido.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.