Home > Futbol Internacional

Vlasic castiga en la prolongación el desplome del Viktoria Pilsen

EFE | 19 Septiembre 2018 | 20:15

Un gol de penalti del croata Nikola Vlasic en el tiempo de prolongación permitió al CSKA de Moscú sumar un valioso punto (2-2) en su visita al campo del Viktoria Pilsen, que no supo conservar la ventaja de dos goles con la que llegó al descanso el campeón checo.

Remontada que ejemplificó el desplome que sufrió el conjunto local en una segunda mitad en la que los de Pavel Vrba carecieron de la intensidad y, sobre todo, de la claridad de ideas que les permitió dominar con autoridad el primer tiempo.

En los primeros cuarenta y cinco minutos el campeón checo logró llevar el partido al terreno que más le convenía, pero en la segunda fue el CSKA de Moscú el que impuso la mayor calidad técnica de jugadores como el croata Nikola Vlasic.

Sin ningún tipo de complejos en ceder la posesión del balón a su rival, el Viktoria Pilsen se garantizó los espacios necesarios para explotar su veloz juego de contragolpe.

Así, a la carrera, el Viktoria Pilsen gozó en los diez primeros minutos de dos claras ocasiones de gol en las botas de Jan Koplic y del delantero Michael Krmencik, que no pudo superar en el mano a mano al portero ruso Igor Akinfeev.

No falló Krmencik en su siguiente ocasión, al culminar a los 29 minutos en el área pequeña una jugada ensayada del conjunto checo, tras una falta en la frontal del área rusa, que el propio Krmencik se encargó de provocar (1-0).

Un resultado que pareció rebajar momentáneamente el ímpetu del Viktoria Pilsen, que, sin embargo, no tardó en volver a la carga de la mano del lateral David Limbersky, que se convirtió en la primera parte en una auténtica pesadilla para el CSKA de Moscú con sus constantes y veloces galopadas por la banda izquierda.

Precisamente en un balón colgado de Limbersky llegó a los 41 minutos el segundo tanto del conjunto checo, obra de un inspirado Krmencik, que demostró su calidad con un soberbio remate de volea que supuso el 2-0.

Ese tanto pareció hacer reaccionar definitivamente al CSKA de Moscú, que arrancó la segunda mitad dispuesto a hacer valer su mayor calidad técnica.

De hecho, el conjunto ruso logró recortar su desventaja en la primera ocasión en la que lograron conectar, con el permiso de un hoy desaparecido Alan Dzagoev, el croata Nikola Vlasic y el delantero Fedor Chalov.

El joven atacante ruso, de tan sólo 20 años, no desaprovechó una buena jugada del centrocampista balcánico por la banda izquierda para establecer a los 49 minutos el 2-1, tras adelantarse a sus marcadores.

El gol cambió por completo el panorama de un encuentro en el que el Viktoria Pilsen pasó de claro dominador a dominado, ante el acoso cada vez más insistente de un CSKA de Moscú que dispuso en los minutos finales de dos claras ocasiones para igualar el tanteador.

A los 82 minutos Timur Zhamaletdinov se estrelló con el portero local Matus Kozacik y en el 85 quien impidió que subiera al marcador el gol del empate ruso fue el colegiado francés Benoit Bastien, que anuló un tanto de Ilzat Akhmetov por una presunta falta previa de Mario Fernandes.

Más beneficiado resultó el equipo moscovita en la siguiente decisión del colegiado, que decretó a los 95 minutos un penalti de Jan Kovarík sobre Fernandes que el croata Vlasic no desaprovechó para firmar el definitivo 2-2.

NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.