Home > Internacionales

El Us Open pierde los papeles

El Mundo | 17 Junio 2018 | 17:04
Probablemente alguien que no haya seguido la tercera jornada del Us Open y descubra que Daniel Berger y Tony Finau son dos de los cuatro co-lideres del Us Open, pensará que se trata de una errata. La errata más bien habría que adjudicársela a la USGA que convirtió este sábado Shinnecock Hills en una trampa mortal.
 
Hasta 11 golpes han llegado a recuperar Finau y Berger, aprovechando la mañana mucho más benévola para firmar 66 golpes, un espejismo, sobre todo cuando a partir del medio día, el viento comenzó a a secar y endurecer los greenes hasta limites absurdos. Comenzó entonces el contra espectáculo del Abierto de los Estados Unidos.
 
Alrededor de 50.000 personas jaleaban cada bola que rodaba alejándose del hoy inaccesible agujero, cada desgraciado bote que arruinaba las posibilidades de salvar el par, cada golpe desviado al rough. Una tragicomedia adereza con cerveza y gritos, muchos gritos. El ambiente en Shinnecock Hills se convirtió en una especie de vulgar concurso de binikis, pero sin chicas y sin bikinis. Un circo romano que Rafa Cabrera-Bello sufrió en sus propias carnes en el hoyo 4. Al segundo insulto del borracho de turno dejó los palos y fue directo a por él. El grancanario que es ante todo, templanza, no dudó en saltar las cuerdas y allí alertó a la policía para que echaran al individuo en cuestión. "Era graciosillo, que empezó con un insulto personal sin venir a cuento, la primera vez lo he ignorado, pero la segunda vez he ido a él y he avisado a la policía".
 
Fue Rafa Cabrera-Bello (seis sobre el par hoy y +10 en el acumulado) uno de los jugadores más críticos con la USGA al terminar la jornada. El jugador peleó como un jabato y estuvo metido en el torneo hasta que el hoyo 18 se cebó cruelmente con el español, un golpe seco y al mentón en forma de triple-bogey muy difícil de digerir.
 
Unas horas más tarde cuando se vaya disipando el disgusto, Rafa se dará cuenta que está a siete golpes de la cabeza y que con una buena vuelta mañana puede ganar mucho de lo perdido este domingo. "Hemos jugando en unas condiciones absurdas, no me ha dado la sensación de estar jugando al golf, ha sido como jugar un mini golf imposible. Las posiciones de bandera para lo quemados que están los greenes y el viento que hay han sido ridículas". Fue tajante el español.
 
Rafa no fue el único en quejarse, día 'horribilis' para la USGA, que además de enfrentarse a la polémica preparación del campo, horas antes tuvo que lidiar con la gestión de un delicado asunto de reglas con Phil Mickelson de protagonista. Llegaba el norteamericano al green del hoyo 13 y tras pegar un putt demasiado fuerte y mientras la bola cogía velocidad pasado el hoyo y se encarrilaba fuera del green, Mickelson se apresuró adelantando a su bola en movimiento y la golpeó antes de que cayera ladera abajo.
 
Al principio todos pensaron en un cortocircuito mental de Phil, pero justo al entregar la tarjeta, el zurdo, ya sereno y tranquilo explicaba que fue perfectamente consciente de la situación y del reglamento y prefirió golpear la bola y acatar los dos golpes de penalidad que jugar su golpe desde donde hubiera terminado su bola. El debate estaba ya servido; Debería la USGA haber considerado del incidente una falta grave y descalificar al californiano o basta con ese mínimo castigo. Millones de espectadores de todo el mundo vieron en directo ojopláticos desde sus casas la escena.
 
Con tanto incidente, el espectáculo deportivo quedó reducido a cuatro jugadores empatados con +3; los propios Tony Finau y Daniel Berger junto al número uno del mundo Dustin Johnson (hoy se estrelló con 77 golpes), con +3 también está el ganador del US Open del año pasado Brooks Koepka. En total ahora mismo hay 15 jugadores en sólo cuatro golpes de diferencia. La USGA terminó su aciaga jornada en una rueda de prensa donde trató de aclarar los incidentes y reconoció sus errores. Advirtiendo que la preparación del campo será hoy mucho más bondadosa, mucha agua en los greenes durante la noche y posiciones de bandera sencillas, para dulcificar la jornada y acallar críticas, siempre que Eolo lo permita.
NOTAS RELACIONADAS
PUBLICIDAD
AL INSTANTE
GRÁFICO DEPORTIVO
© 2018 Todos los derechos reservados de Grupo Plano Informativo. Prohibida la reproduccion total o parcial , incluyendo cualquier medio electrónico o magnético.